Danza con la zampoña, modo de comunicación especial de los Mong

(VOVWORLD) - El baile con la zampoña en el Año Nuevo y las fiestas tradicionales representa la cultura peculiar de la etnia minoritaria Mong, en el norte de Vietnam. Para estos pobladores, esa no es un simple instrumento musical, sino también un medio para manifestar sus sentimientos, un puente capaz de conectar el mundo terrenal con el espiritual. 

El sonido de la zampoña, un conjunto de flautas de bambú unidas, en combinaciόn con la danza, demuestra la habilidad y la sensibilidad de los hombres Mong. Transmite la voz del alma de quien la toca hacia su amada, su comunidad y la majestuosa naturaleza.

Danza con la zampoña, modo de comunicación especial de los Mong - ảnh 1

Hombres Mong bailando con la zampoña tradicional

Desde tiempos remotos, ese instrumento está muy vinculado a la vida de los autόctonos, que se acostumbran a su música desde pequeños y los acompaña a sembradios y mercados, desde el momento en que cumplen 13 años. La tocan tanto en los momentos tristes como en los alegres de su vida.

Según la creencia popular de este grupo, tocar la zampoña y bailar al compás de su melodía también evidencia fuerza y virilidad. Vu A Ky, de la etnia Mong, residente en el distrito de Tua Chua, de la provincia norteña de Dien Bien comentó al respecto: “La zampoña acompaña siempre a los Mong, en las celebraciones, las bodas y también en los funerales también. Este instrumento es muy importante para nosotros, pues es capaz de expresar lo que con las palabras no podemos”.

En las fiestas y el Año Nuevo, las melodías de la zampoña resuenan en los bosques y montañas que pueblan los Mong. Los hombres que logran dominar este instrumento y bailan bien siempre son admirados por su comunidad, que considera la música de la zampoña el prólogo de todos los diálogos y encuentros. Para los Mong, su sonido es capaz de transmitir el mensaje de los vivos a los muertos. Mientras en las bodas representa la enseñanza de los padres a su hija y palabras cariñosas de los hermanos hacia ella.

Danza con la zampoña, modo de comunicación especial de los Mong - ảnh 2

Para esta minoría étnica, tocarla es la forma de expresar sus sentimientos y comunicarse con otro mundo

No es fácil elaborar un instrumento auténtico de los Mong ni tampoco hay una escuela que enseñe a hacerlo. En esta comunidad, las experiencias y los secretos en la fabricación de esas flautas especiales se transmiten en la familia de generación en generación. Giang A Khay es el único de los cuatro hijos del famoso artesano Giang A Su que sigue el camino de su padre, creando las flautas y zampoñas típicas de su pueblo. Este hombre explicó:

“Cuando era pequeño, me gustaba mucho observar a mi papá fabricando instrumentos musicales. Esta afición me llevó a aprender el oficio. Me pareció muy difícil, pero me dediqué a estudiar más hasta que logré crear una zampoña con la que aprendí a tocar también. Espero que las jóvenes generaciones tengan la voluntad de fabricar este instrumento musical tradicional para de ese modo contribuir a preservar el legado cultural de nuestro pueblo”.

De acuerdo con A Khay, la caja de resonancia de este instrumento especial se hace del tronco de un "pơ mu" (árbol perteneciente a la familia de las Cupresáceas) bien grande y recto, que solo puede encontrarse en el bosque. Se le corta en tramos de 80 a 90 centímetros y estos se dividen en dos. Luego, se les vacía antes de pegarlas con su misma resina y atarlas con una cuerda. Estas piezas de madera fresca son traidas a casa y secadas sobre la cocina. Después, se hacen seis huecos en los cuales se ponen la misma cantidad de tubos de bambú de diferentes tamaños, uno al lado del otro y de forma paralela.

Hasta la fecha, las zampoñas ocupan una posición muy importante en la vida de esta minoría étnica. Acompañan a sus hombres en cada fiesta y celebración. Gracias a los esfuerzos de los diestros artesanos, su música sigue resonando en las montañas y los bosques de los Mong y alegrando los corazones y hogares de esta comunidad.

comentar

Otros