Las bandas de “ngu am” en la pagoda Doi

(VOVWORLD) - En la pagoda Mahatúp (o Doi, que significa “murciélagos” en vietnamita), nunca acaba el sonido de las bandas de “ngu am” (juego de cinco tonos). Este tipo de música tradicional de la minoría étnica Jemer es la mezcla de diferentes melodías provenientes de varios instrumentos, con la cual se refleja el ambiente tanto sagrado como alegre en dicho templo budista, situado en la provincia survietnamita de Soc Trang.
Las bandas de “ngu am” en la pagoda Doi - ảnh 1Niños aprendiendo a tocar la música tradicional en la pagoda Doi (Foto: Lan Anh/VOV5)

En la casa destinada a las actividades festivas de la pagoda Doi, llamada “Sala” en el idioma jemer, unos 6 o 7 niños tocan instrumentos como trompetas, tambores y gongs, creando así melodías animadas. De acuerdo con su profesor, Lam Minh Cuong, estos pequeños, que tienen de 7 a 13 años de edad, son enviados por sus familias a este centro religioso para estudiar la ideología budista y la música tradicional. “No solo aprenden la música “ngu am”, sino que también la interpretan para los turistas. Son muy ágiles. En solo un mes pueden reproducir una decena de melodías. Espero que ellos conserven este tipo de arte folclórico cuando sean adultos”.

El maestro también explicó: “La orquesta de “ngu am” se compone de 5 materiales: madera, bronce, hierro, cuero y aire. Este de aquí se llama Roneat-ek, está compuesto por 26 tablillas de madera o bambú rectangulares unidas, y marca el ritmo del concierto. Y este, de menor tamaño, se denomina Roneat-thung. Además, tenemos los gongs Cuong-tuoch y Cuong-thom, y un par de tambores de dos caras cerrados con cuero de vaca.”

Las bandas de “ngu am” en la pagoda Doi - ảnh 2 Para su profesor, estos pequeños son muy ágiles en el aprendizaje (Foto: Lan Anh/VOV5)

Entre los instrumentos, destacan los gongs Cuong-tuoch y Cuong-thom, cado uno de ellos está formado por 16 bolas de bronce ensartadas y puestas sobre un armario de mimbre de forma semicircular. Dentro de esas curvas, están dos jóvenes músicos sentados, golpeando las bolas con dos varitas envueltas en cuero.

Afuera, en el patio, otra banda de “ngu am”, cuyos miembros son hombres de 40 a 70 años de edad, también interpreta un ritmo popular de la etnia Jemer.

Según Trinh Tien, un integrante, esta pieza se toca a menudo en las oraciones por la paz. Tien enseña los instrumentos musicales que su orquesta utiliza: “Éste se llama “cum” en jemer o “tam thap luc” (cítara  de 36 cuerdas) en vietnamita. Tenemos también el “dan nhi” (violín chino de 2 cuerdas), el “dan gao” (instrumento de dos cuerdas con caja de resonancia de coco) y el “cham pay” (un tipo de guitarra), además de las flautas como “sàilai” y “payo”. Las últimas ya no se producen más. Nuestra banda toca en la pagoda todos los días, especialmente en los rituales, para presentar la cultura Jemer a los visitantes.”

Al lado de las melodías tradicionales de su pueblo, el grupo de Trinh Tien puede reproducir también las de otras etnias como Kinh y Hoa (chino) y piezas musicales del mundo.

Los sonidos del “ngu am” provenientes de la banda de Trinh Tien como de los niños en la casa “Sala” se mezclan con el murmullo de los árboles alrededor de la pagoda Doi, recreando así un ambiente sagrado y pacífico. Esta música ayuda a incluir a las etnias en la comunidad vietnamita y contribuye a la preservación del acervo folclórico de la nación. 

comentar

Noticias Relacionadas
Otros