Nghe An, cuna de muchas personalidades célebres vietnamitas

(VOVWORLD) - La provincia central vietnamita de Nghe An cuenta con una belleza poética empapada de la identidad cultural nacional. En un dicho antiguo, se dice que los caminos que dirigen a ella son serpenteados, mientras su naturaleza, con mar azul y montañas verdes, es como en una pintura. Se trata de la tierra natal de muchas personalidades célebres culturales y héroes nacionales, particularmente el querido presidente Ho Chi Minh.
Nghe An, cuna de muchas personalidades célebres vietnamitas - ảnh 1 La plaza de Ho Chi Minh, en Vinh (Foto: Internet)

A 300 kilómetros al sur de la capital, Hanoi, Nghe An posee una posición geográfica bastante ventajosa, porque tiene acceso tanto por vía terrestre como por vía ferroviaria, aérea y marítima. El terreno se considera como un mosaico del país, puesto que ahí se reúnen todos los tipos de suelo: delta, montañas y costas. Al acudir al lugar, los turistas no solo tienen la oportunidad de descubrir sus selvas primitivas y relajarse en sus aguas azules, sino que también pueden visitar sus sitios de interés histórico donde se cultivan diversos talentos de la Patria, especialmente en Vinh. Tran Ha, guía turístico de la sociedad anónima Dat Viet, explicó: “A sólo 5 kilómetros de la ciudad de Vinh está la tumba del gran poeta Nguyen Du y a sólo 10 kilómetros más nos encontramos la zona de reliquias de Kim Lien, pueblo natal del gran líder vietnamita. Mientras, a 17 kilómetros al suroeste se sitúa la playa de Cua Lo, una de las más famosas y hermosas del país”.

Nghe An, cuna de muchas personalidades célebres vietnamitas - ảnh 2 La pesca en la playa de Cua Lo (Foto: Internet)

Actualmente, Nghe An tiene más de mil sitios históricos y culturales, de los cuales cerca de doscientos han sido reconocidos. El más destacado es la zona de reliquias de Kim Lien, en la comuna homónima del distrito de Nam Dan. Es dónde creció el presidente Ho Chi Minh, quien leyó la Declaración de Independencia para fundar la República Democrática de Vietnam (hoy, República Socialista de Vietnam). En la aldea de Hoang Tru, se puede contemplar el hogar de infancia del Padre del pueblo vietnamita, que es una casa de paja muy modesta. Muchos visitantes no pueden contener su emoción al escuchar presentar sobre los objetos relacionados con los primeros años de la vida del presidente. Una de ellos, Nguyen Thi Yen, compartió: “He leído y escuchado muchos cuentos sobre el presidente Ho Chi Minh, pero solo en este lugar percibo su grandeza, con un estilo de vida muy humilde, como su tierra natal. Es  mi primera visita a esta localidad y me siento muy orgullosa”.

Nghe An, cuna de muchas personalidades célebres vietnamitas - ảnh 3 El hogar de infancia del presidente Ho Chi Minh (Foto: Internet)

En el lado oriental de Vinh está la playa de Cua Lo, muy atractiva gracias a su costa de arena blanca de unos 10 kilómetros y los bonitos islotes como Hon Ngu, Hon Mat y Lan Chau. To Lan Phuong, una turista proveniente de Hanoi, expresó: “He visitado muchas localidades y Cua Lo es uno de los sitios más bellos. La gente del lugar es simpática, hospitalaria y amigable. Regresaré en el futuro”.

La belleza provincial también está constituida por su pintoresca naturaleza. A 120 kilómetros al suroeste de Vinh, el Parque Nacional de Pu Mat, en el distrito de Con Cuong, en el lado oriental de la colina de Truong Son y en la frontera con Laos, seduce a los turistas. Se trata de una famosa reserva de biodiversidad que alberga una amplia gama de animales y plantas exóticos protegidos, como el saola o el conejo rayado y árboles de Chamaecyparis hodginsii, Cunninghamia y Hopea hainanensis que se encuentran en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Mientras, diversas minorías étnicas como Kho Mu, O Du, Tho, San Diu y H’mong que viven en el oeste brindan a la localidad sus propias culturas e idiomas. Se trata también de la cuna de varios tipos de cantos folclóricos que se interpretan principalmente en los festejos. 

Los festivales de la provincia son numerosos, desde los que se celebran en las aguas, como las regatas y el Cau Ngu por una buena pesca, hasta los del templo Cuong, de las aldeas Van Loc y Sen y de la cueva Bua, así como el Xang Khan de los Thai y el de Ruou Can (aguardiente consumido directamente de una jarra con largos y delgados tubos de bambú) de otros aborígenes. Todos contribuyen a los valores culturales tan singulares de esta tierra.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros