Comunidad internacional se esfuerza por conseguir la paz en el Golfo Pérsico

(VOVWORLD) - Los esfuerzos destinados a lograr la reconciliación en el Golfo Pérsico están redoblándose ante la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Qatar y los países árabes. Esa crisis que ya se prolongó durante el mes pasado, podría ser resuelta por medio de diálogos para evitar otras posibles amenazas de la seguridad regional que sacudirían a todas las naciones involucradas. Este es el objetivo al cual dirigieron las partes mediadoras en busca del restablecimiento de la paz en esa zona. 

La crisis diplomática se produjo a principios de junio cuando las naciones árabes acusaron a Qatar de tener relación con grupos terroristas. Desde entonces hasta el presente, la tirantez de los conflictos sobre esa cuestión todavía no se ha paliado debido a las actitudes rígidas de las partes concernientes.

Comunidad internacional se esfuerza por conseguir la paz en el Golfo Pérsico - ảnh 1 La Oficina del Canal televisivo Al Jazeera en Jerusalén (Foto: EPA/VNA)

Posturas rigurosas

Paralelo al bloqueo diplomático, los Estados del Golfo, encabezados por Arabia Saudita, impusieron una serie de sanciones económicas, financieras, bancarias y de circulación en las vías aérea, territorial y marítima para aumentar la presión a Qatar, obligándole a cambiar su enfoque sobre los temas regionales. Las tensiones llegaron al “auge” cuando cuatro naciones vecinas (Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto) emitieron el “ultimátum” en que piden trece condiciones para Doha con vistas a la reanudación de sus lazos. En particular, le exigieron que finalice la operación del canal televisivo de Al Jazeera, baje el nivel de relación con Irán, cierre una base militar de Turquía y ponga fin a sus apoyos financieros a organizaciones radicales como Hermanos Musulmanes.

Mientras que los países árabes amenazaron con restringir medidas punitivas contra Doha, ese territorio declaró que dispone de suficientes fuerzas y recursos para afrontar cualquier situación. Argumentó que las citadas demandas no se destinan a luchar contra el terrorismo, sino que violan la soberanía qatarí y debilitan su administración. Qatar dio una respuesta severa al respecto, ya que por un lado, rechazó dichas peticiones, y por el otro, propuso exigencias a esas naciones, además de advertir de su abandono del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), una organización intergubernamental de los países árabes. El 11 de julio pasado, Qatar dio un plazo de tres días para que se levante el bloqueo y se recompensen las pérdidas políticas y económicas que sufre. En su última carta enviada al secretario general del CCG, Abdul Latif Bin Rashid Al Zayani, el canciller de esa nación, Sheikh Mohammed bin Abdulrahman Al-Thani, aclaró que su gobierno oficializará el retiro de dicho organismo si sus reclamos no reciben ninguna respuesta. Al mismo tiempo, aseguró que Doha no negociará con ninguna de las partes implicadas sobre su soberanía.

Comunidad internacional se esfuerza por conseguir la paz en el Golfo Pérsico - ảnh 2 Los cancilleres de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir; de la EAU, Abdullah bin Zayed al-Nahyan; de Egipto, Sameh Shoukry; y de Bahréin, Khalid bin Ahmed al-Khalifa, en una conferencia de prensa del 5 de julio (EPA/VNA)

Esfuerzos para salir de la crisis

La guerra y los conflictos impactan negativamente con daños graves en las zonas  involucradas. Los esfuerzos en busca de la reconciliación están desplegándose. Kuwait expresó su disposición de desempeñarse como mediador. En su encuentro con el secretario del Departamento norteamericano de Estado, Rex Tilleron, quien realiza una gira por cuatro naciones del Golfo, el emir kuwaití, Sheikh Sabah al-Ahmad al-Sabah, abogó por abrir las rondas de negociaciones acerca de tal problema. Ambas partes acordaron que la crisis ha ocasionado consecuencias humanitarias severas e influye en el combate contra el autodenominado Estado Islámico, guiado por Estados Unidos. Las naciones árabes deben disminuir las sanciones contra Qatar antes de efectuar las conversaciones, propusieron. Mientras, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, insistió en la necesidad de una visita de “diplomacia de lanzadera”, prevista a iniciarse el próximo 15 de julio para contribuir a la recreación de la paz en el Golfo. Por su parte, Irán planeó establecer dentro de las dos próximas semanas una ruta directa desde su puerto de Buse a Qatar, en aras de ampliar el intercambio comercial y enviar alimentos a ese país mediante las vías marítima y aérea.

Cabe destacar que no resulta fácil predecirla resolución de la crisis del Golfo, pero un posible “caos armado integral” entre Doha y los Estados árabes es poco factible. Con los esfuerzos por parte de Kuwait y la comunidad internacional, se espera que tal escenario sea resuelto según la tendencia positiva para garantizar los beneficios legítimos de las partes relacionadas y mantener la paz, la seguridad y la estabilidad en el Golfo y en Medio Oriente.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros