Crecimiento verde para hacer frente al cambio climático

(VOVWORLD) - Al igual que muchos lugares de la región y el mundo, la variación del clima y el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero son los principales problemas que encara el desarrollo sostenible en Vietnam, especialmente en las provincias del delta del río Mekong. El desafío principal es cómo hacer más resistente esta zona a dichos fenómemos. En este contexto, la implementación de la estrategia de crecimiento verde se considera clave para eliminar las dificultades actuales de las provincias de la región.
  Crecimiento verde para hacer frente al cambio climático - ảnh 1La agricultura de alta tecnología es una de las soluciones para el crecimiento verde (Foto: VOV) 

 Con una población de alrededor de 18 millones de personas, el Delta del río Mekong es el área industrial y agrícola más importante del país. Sin embargo, las provincias deltaicas enfrentan una serie de amenazas derivadas del cambio climático, tales como el aumento del nivel del mar, la salinización, la degradación de los manglares y los deslizamientos de tierra en las zonas costeras y ribereñas. Se pronostica que la temperatura del aire en estas localidades aumentará en 0.7 grados centígrados para 2020 y casi 2 grados en 2025. En particular, el ritmo de desarrollo de las emisiones de CO2 en estas áreas también acrecentará rápidamente en el futuro.

Crecimiento verde es una tendencia inevitable

La Estrategia Nacional de Crecimiento Verde aprobada por el Gobierno vietnamita en 2012 se enfoca en tres objetivos básicos: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y enverdecer el sector agrícola y el estilo de vida del consumidor. Este proyecto se implementará en seis provincias deltaicas, incluyendo An Giang, Ca Mau, Bac Lieu, Kien Giang, Soc Trang y Hau Giang.

Según Vo Doan Dung, un funcionario del Departamento de Planificación e Inversión de la provincia sureña de Hau Giang, el crecimiento verde es una tendencia inevitable y concordante con las realidades de la vida. Si se logra éxito, este proyecto permitirá reducir las emisiones que contaminan el medio ambiente y promover el progreso sostenible. Por su parte, Le Minh Chien, vicepresidente del Comité Popular Provincial de Bac Lieu, estimó: “El crecimiento verde tiene implicaciones importantes para lograr el desarrollo sostenible y duradero del país. Para ello, existe una gran fuente de inversión y un mecanismo sincrónico”.

Acción unificada

De esta manera, el Ministerio de Planificación e Inversión de Vietnam ha puesto en práctica el Plan de Acción del Crecimiento Verde para las provincias de Ca Mau, Bac Lieu, Kien Giang, Soc Trang y Hau Giang. En consecuencia, estas localidades conceden gran importancia al desarrollo de vínculos elevados, desde el punto de vista del desarrollo sostenible, la mejora de la sostenibilidad ambiental y la protección de la diversidad ecológica, hasta la armonización de los objetivos socioeconómicos y ambientales.

En cuanto a los recursos financieros para el crecimiento verde en el período 2016-2020 y 2021-2025, todo el Delta del Mekong necesita 120 billones de dongs (más de 4 mil millones de dólares). Para superar esta dificultad, Ha Dang Son, un consultor del Ministerio de Planificación e Inversión en este campo, dijo que estas localidades deberían aprovechar la financiación multilateral y bilateral. Al mismo tiempo, otorgan importancia a la capacitación de los recursos humanos, especialmente los que sirven para implementar estrategias destinadas a responder al cambio climático y al progreso verde en los sectores económicos clave.

Según este funcionario, cada territorio también necesita revisar su planificación para cumplir con los requisitos de la producción ecológica y centrarse en reducir la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero. “Las actividades de reducción de gases de efecto invernadero se centran en el desarrollo de fuentes de energías renovables, la aplicación de técnicas avanzadas y la transformación de la estructura del cultivo, así como el fomento de la agricultura de alta tecnología. Con respecto al reverdecimiento de la producción, es necesario revisar todos los planes para garantizar que se cumplan los nuevos requisitos relacionados con el crecimiento económico y la protección ambiental. Todos estos problemas son bastante urgentes”.

Cabe afirmar que ante los grandes desafíos del aumento de los fenómenos adversos del clima, el crecimiento verde es una dirección necesaria para que las provincias del Delta del río Mekong garanticen el desarrollo sostenible.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros