Gira de Mike Pence calma a los socios europeos

(VOVworld) – El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, concluyó recientemente su primera gira por Europa. El recorrido tuvo lugar cuando los países del Viejo Continente manifestaban preocupación ante las últimas declaraciones del nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump. Por esa razón, la visita del vicemandatario norteamericano tuvo como objetivo calmar esas inquietudes. Durante su estancia en tierras europeas, Pence reafirmó la posición de que su país considera a Europa como un socio imprescindible, además de tratar de despejar las dudas de los anfitriones sobre la política exterior de la nueva administración estadounidense.

Las relaciones entre Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), viven tensiones desde los pronunciamientos hechos por Trump el mes pasado, en los cuales el multimillonario tildó a la OTAN de “obsoleta” y señaló que las naciones miembros no comparten sus gastos. Criticó además las políticas migratorias abiertas de la canciller alemana, Angela Merkel, las que obligan a muchos países europeos a enfrentar riesgos de ataques terroristas por parte del autodenominado Estado Islámico. Incluso, celebró el Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) como un gran paso y consideró que un acuerdo comercial bilateral sería bueno para ambas partes. Estas declaraciones luego recibieron un fuerte rechazo de muchos países europeos y les causaron preocupación respecto al compromiso de Washington con esas naciones.

Antes, durante su campaña electoral, Trump reprobó que los integrantes de la OTAN no aportan suficientes fondos mientras Estados Unidos se encarga de la mayoría de los gastos de la agrupación. Ante esa situación, advirtió que revisaría la cooperación entre Estados Unidos y la organización.

Gira de Mike Pence calma a los socios europeos - ảnh 1
Muchos países europeos manifiestan preocupación ante las últimas declaraciones de Donald Trump (Fuente: AFP/VNA)


Unión Europea, socio irreemplazable de Estados Unidos

El vicepresidente Pence es el funcionario de más alto nivel de la administración de Trump que ha viajado a Europa hasta ahora. Durante su periplo, estuvo acompañado por los secretarios de Estado, Rex Tillerson, de Defensa, James Mattis, y de Seguridad Nacional, John Nelly, para asistir a la Conferencia de Múnich (Alemania) y visitar Bruselas (Bélgica), sede de la UE y la OTAN.

En su discurso en dicha reunión de seguridad en la ciudad alemana, así como en los diálogos con líderes del bloque regional, Pence confirmó que la UE siempre ha sido un socio indispensable de Estados Unidos. Recalcó igualmente que su nación aprecia y espera poder continuar manteniendo los compromisos de seguridad anteriormente establecidos con ellos. Aunque hay diferencias, Washington y Europa comparten juntamente un legado común y los valores de libertad, democracia, justicia y el imperio de la ley. Además, ambas partes mantienen el compromiso de continuar promoviendo la paz y prosperidad, dijo el visitante, al anunciar que “los destinos de Estados Unidos y Europa están entrelazados” y que las dificultades de la última son también las que enfrenta la primera.

Mientras, en cuanto a la cooperación con la OTAN, Pence la calificó de compromiso “inquebrantable” de Estados Unidos y valoró a la alianza como un factor importante para garantizar un mundo más seguro, pacífico y próspero.

Además, aprovechó la ocasión para transmitir mensajes a Rusia, en momentos en que muchas naciones europeas temen que Washington flexibilice su posición hacia Moscú. El vicepresidente norteamericano anunció que Rusia debe responsabilizarse de la violencia en el este de Ucrania y respetar los tratados de Minsk firmados en 2015.

Gira de Mike Pence calma a los socios europeos - ảnh 2
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, durante la Conferencia de Seguridad en Múnich, Alemania, el sábado 18 de febrero de 2017 (Fuente: AP)


Reacción de Europa

Las declaraciones de Pence de que Estados Unidos seguirá acompañando a Europa, de algún modo, han aliviado y satisfecho a los dirigentes del Viejo Continente. Al responder al llamado norteamericano de compartir de forma más equitativa las responsabilidades comunes entre los aliados de la OTAN, la canciller alemana, Angela Merkel, se comprometió a adoptar toda medida posible para aumentar al 2% el gasto nacional en defensa para 2024. También, urgió, durante la Conferencia de Múnich, a otras naciones a unirse para enfrentar los riesgos globales y afirmó que Europa necesita a Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo.

A la vez, otros líderes europeos exhortaron a Washington a cumplir con sus obligaciones. Tanto Estados Unidos como Europa deben honrar sus compromisos, sostuvo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y al mismo tiempo advirtió de un empeoramiento de la situación en el mundo si el bloque regional se desintegra. Entretanto, el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker, aseguró que “Estados Unidos necesita una Unión Europea fuerte y unida” y agregó que “este no es el momento para que Europa se divida”.

De hecho, la gira de Pence era muy esperada por los países europeos y luego de su conclusión, estos se sienten más seguros respecto a la política exterior de la nueva administración norteamericana. Aunque todavía no han recuperado el nivel de sus nexos en otros tiempos, Estados Unidos y Europa ya se acercan, con vistas a llevar a la realidad su asociación imprescindible en distintos sectores.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros