¿Qué se espera del acuerdo sobre emigración entre la Unión Europea y Turquía?

(VOVworld) – Grecia comenzó este 4 de abril el traslado de refugiados a Turquía de conformidad con el acuerdo alcanzado por la Unión Europea (UE) y Ankara el mes pasado, el cual está dirigido a reducir la presión generada por el flujo de migrantes hacia los países del Europa occidental. La eficacia de este pacto todavía es una gran interrogante ya que surge de nuevo la preocupación por una oleada de migrantes a Italia a través del Mediterráneo.

¿Qué se espera del acuerdo sobre emigración entre la Unión Europea y Turquía? - ảnh 1
Miles de refugiados rechazan la deportación por parte de Grecia

Según el acuerdo, los refugiados que llegaron a Grecia después del 20 de marzo serán deportados a Turquía. En cambio, los países miembros de la UE tendrán que acoger una cantidad similar de desplazados sirios enviados por Ankara. Es decir, si Turquía recibe a un deportado, Europa debe dar la bienvenida a un refugiado sirio. La meta del convenio es cerrar la principal vía a través del mar Egeo,  parte del Mediterráneo comprendida entre Grecia y Turquía, por la cual más de un millón de migrantes cruzaron para entrar a Europa el año pasado.

 Listo para el recibimiento

 El 4 de abril, el avión que transportó a 42 refugiados sirios desde Turquía aterrizó en el aeropuerto de la ciudad alemana de Hannover. Este paso se cumplió  al mismo tiempo que Atenas enviaba dos barcos con más de 200 emigrantes ilegales de retorno a Turquía, de conformidad con el acuerdo entre esa nación y la UE. La recepción de los desplazados sirios por Berlín forma parte del programa de acción común entre Europa y Turquía para resolver la actual crisis de refugiados, alcanzado el pasado 20 de marzo.

¿Qué se espera del acuerdo sobre emigración entre la Unión Europea y Turquía? - ảnh 2
Varios ciudadanos alemanes dan la bienvenida a refugiados sirios


De acuerdo con el plan, del 4 al 6 del presente mes, cerca de 750 emigrantes serán deportados a Turquía desde la isla griega de Lesbos, mientras Alemania, Francia, Holanda, Finlandia y Portugal se convertirán en las primeras naciones en acoger a los desplazados sirios enviados por Ankara. En esta primera etapa, cada uno de los países europeos mencionados recibirá alrededor de mil 600 personas, y luego Alemania se dispondrá a aceptar otras 13 mil 500. Con anterioridad, Turquía inició la construcción de dos centros dedicados a la recepción de refugiados expulsados por Grecia. El primero, con una superficie total de 500 metros cuadrados, está ubicado en una zona al frente de la isla griega de Quíos, mientras el segundo se encuentra en el pueblo de Dikili, frente al islote griego de Lesbos. Ambas instalaciones están situadas  en  tierra firme perteneciente a la provincia costera de Izmir, al Oeste de Turquía.

 ¿Disminuirá la presión?

 Con el acuerdo entre la UE y Turquía firmado el 20 de marzo  se espera resolver el problema de la emigración, que coloca una gran carga sobre el viejo continente. Sin embargo, algunos cuestionan la eficacia del programa.

Además del tema de si Turquía es un destino seguro para los refugiados o no, numerosos expertos consideran que tal acuerdo constituye un duro golpe para los derechos humanos, ya que en semanas recientes, Ankara expulsó una serie de desplazados sirios hacia su tierra natal.

Mientras, Atenas se encuentra en una difícil situación, al enfrentar una oleada de violencia antes del despliegue del pacto. La semana anterior, miles de emigrantes protestaron contra el plan de deportación de los refugiados a Turquía. Estos días, varios islotes de Grecia devienen  puntos candentes, después de que la comunidad de refugiados destruyera el campo de concentración en Quíos.

Además, este pacto aumenta la preocupación sobre una nueva oleada de refugiados a Italia a través del mar Mediterráneo. Después de la firma del acuerdo, la cantidad de personas que arribaron a Italia a través de la mencionada vía se duplicó en comparación con el número de ciudadanos llegados a Grecia por el mar Egeo.

Según un pronóstico del Ministerio italiano del Interior, su país tendrá que recibir este año a cerca de 270 mil desplazados, un aumento de 2,5 veces frente al de 2015. En las últimas dos semanas, más de cinco mil refugiados llegaron a puertos  de Italia, la mayoría de los cuales partieron de Libia. Esta vez, el flujo de emigrantes muestra además una variedad de nacionalidades.   

De acuerdo con expertos internacionales, todavía es muy temprano para reconocer la eficacia del acuerdo dirigido   a prevenir y enfrentar la oleada de refugiados a Europa. Pero sí es seguro que el viejo continente tendrá que resolver este problema en un largo plazo.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros