Restauran parcialmente el decreto migratorio de Donald Trump

(VOVWORLD) - La decisión de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos que permite la aplicación parcial del veto migratorio del presidente Donald Trump para los ciudadanos de seis naciones islámicas, entra este jueves en vigor. Esta es la primera vez que ese máximo órgano jurídico norteamericano ratificó oficialmente ese decreto después de que había resultado bloqueado por tribunales de apelaciones. Este hecho representa un triunfo para la administración de Trump, pero ese decreto ejecutivo podría revertirse el próximo octubre cuando la misma corte lo analizará detalladamente de nuevo. 

El programa que suspende el ingreso de viajeros de seis países de mayoría musulmana (Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen) durante 90 días y la inmigración de refugiados de estos Estados dentro de 4 meses, fue suscrito el pasado 6 de marzo por el presidente Donald Trump. Ese documento contiene algunos ajustes menos severos que el publicado a finales de enero. Sin embargo, jueces lo catalogaron de “un reto” para las bases constituyentes debido a la discriminación por una religión.

Conforme a la recién promulgada decisión, la Corte Suprema no restringe la entrada de todos los ciudadanos de dichos territorios, sino que acepta a los que tienen certificados de ingreso de las organizaciones e individuos norteamericanos con motivos laborales, familiares o de estudios.

Restauran parcialmente el decreto migratorio de Donald Trump - ảnh 1 El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos (Foto: Reuters)

Reacciones contrarias de la opinión pública

El mandatario estadounidense celebró la citada decisión como “una clara victoria” para la seguridad nacional y la consideró como “una herramienta” que le ayuda a defender el país. Con la postura similar, tres de los nueve jueces del Supremo acordaron que dicha política migratoria debe ser aprobada en plenitud por los intereses nacionales. Mientras, los senadores que la protestan expresaron su decepción, criticando que esta solución va “erosionando” los valores fundamentales de la democracia norteamericana. Entretanto, abogados estadounidenses opinaron que los jueces federales mostraron su postura “equilibrada” entre dos sujetos, la seguridad nacional y los derechos humanos.

Las naciones afectadas por el decreto migratorio del gobierno de Trump dieron sus primeras respuestas. Autoridades yemeníes mostraron su frustración ante el mencionado dictamen. El miembro del Ministerio de Asuntos de los Expatriados de ese país, Ahmed al-Nasi, argumentó que “no ayuda a luchar contra el terrorismo ni el extremismo, sino que, al contrario, incrementa entre los ciudadanos islámicos el sentimiento de que son el enemigo”.

Mientras, el Departamento de Seguridad Interna norteamericano anunció que debatirá con los de Justicia y de Estado para implementar la política migratoria sin hacer daño a los turistas afectados por la decisión y cooperar eficientemente con sus socios de la industria del ocio.

Restauran parcialmente el decreto migratorio de Donald Trump - ảnh 2Protestantes contra el decreto migratorio de Donald Trump (Foto: Reuters) 

Un veredicto que puede cambiarse

Se puede decir que hasta el presente, la decisión del Supremo brindó un triunfo para Trump, pero no es la victoria absoluta, puesto que los jueces restringieron a los casos que serán prohibidos a entrar en Estados Unidos. Hasta noviembre venidero, la administración de Washington tendrá tiempo para preparar pruebas razonables antes de presentar su veto migratorio cuando la Corte Suprema considerará exhaustivamente la jurisdicción del inquilino de la Casa Blanca relativa a la inmigración. Esta tarea no resultará fácil para Trump ya que el decreto enfrentó fuertes críticas nada más ser firmado por el presidente. Los tribunales federales dificultaron en dos ocasiones su vigencia en febrero y en marzo por la razón de que tiene motivos discriminatorios contra los islámicos, para lo que Trump no ha dado una respuesta clara.

La recuperación parcial por parte del Tribunal Supremo de Justicia de la prohibición de acogida a los viajeros e inmigrantes musulmanes en Estados Unidos representa el inicio alentador de la política de Trump sobre el tema. Ese documento será analizado de nuevo a finales del año. Pero lo que está sucediendo en esa nación evidencia que el combate judicial acerca de dicha cuestión resulta riguroso cuando tiene como finalidad defender la seguridad nacional y a la vez constituye un desafío para la Constitución. La “guerra interna” en el seno de Estados Unidos continúa cuando los problemas de la seguridad, la religión y los intereses de los inmigrantes serán discutidos antes de que se tome una última decisión.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros