Ucrania- Rusia: va cerrándose la puerta al diálogo

(VOVworld) – Las relaciones entre Rusia y Ucrania están entrando en una nueva etapa peligrosa. A pesar de las declaraciones de buena voluntad de los dirigentes de ambos países después que Petro Poroshenko fuera elegido presidente de Ucrania, los últimos hechos demuestran que las dos partes van perdiendo la paciencia, lo cual predice un conflicto grave.

El pasado 17 de junio, Rusia presentó al Consejo de Seguridad de la ONU una Resolución en la cual condena los ataques con artillería en la región oriental de Ucrania, y exhorta al fin de la violencia y un alto al fuego para canalizar el diálogo entre el gobierno de Kiev y los federalistas, al tiempo que propone abrir investigaciones sobre la muerte de dos periodistas rusos en el vecino país.

Ucrania- Rusia: va cerrándose la puerta al diálogo - ảnh 1
Manifestantes se concentran frente a la embajada de Rusia en Kiev

En su respuesta, el Parlamento ucraniano aprobó el mismo día una Resolución sobre el reforzamiento del control de la frontera común en el este. A tenor de este documento, la Guardafronteras de Ucrania incrementará durante un mes sus efectivos para aumentar el control en las regiones orientales que lindan con Rusia, incluso fuera de las zonas del conflicto. Además, Kiev ordenó a las fuerzas competentes tratar documentos destinados a delimitación fronteriza unilateral con Rusia. Anunció que está considerando el cese de la transmisión de otros 4 canales televisivos rusos, además de los 4 ya prohibidos. También, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko decretó la cancelación de todo tipo de cooperación con la Federación Rusa en la industria militar.

Relaciones congelados

Las relaciones entre estos dos países vecinos se encuentran en un pésimo estado, especialmente después que Moscú decidiera cortar el suministro de combustible a Ucrania. En medio de este tirante contexto, las manifestaciones y ataques fuera de la Embajada rusa en Kiev acicatean las tensiones existentes. La parte rusa denunció que los policías ucranianos permanecieron de brazos cruzados ante los actos agresivos de los manifestantes y calificó el hecho como una grave violación de Ucrania a los derechos internacionales. Lo peor de todo, el ministro interino de Relaciones Exteriores de Ucrania, Andriy Deshchytsia, protagnizó un escándalo en la historia de los nexos bilaterales al ofender al presidente ruso frente a la sede diplomática de Rusia en Kiev. La imagen de este funcionario al lado de los manifestantes en el bloqueo de la Embajada rusa en la capital ucraniana, difundida por numerosos medios de comunicación, causó una ola de protesta en Rusia.

Resultados difíciles de predecir con medidas circunstanciales

Sin embargo, en una acción valorada como el paso inicial para aplacar la tensión con Moscú, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, anunció la aplicación del cese al fuego unilateral, agregando que estará dispuesto a otras concesiones ante las fuerzas opositoras, entre ellas, la reforma integral de la Constitución y medidas para fortalecer el poder de las administraciones locales. Poroshenko también planteó un plan de paz de 14 puntos, en aras de atenuar los conflictos que tienden a aumentar en Ucrania, sin embargo destacó que esta tregua tiene un plazo limitado.

Ucrania- Rusia: va cerrándose la puerta al diálogo - ảnh 2
Rusia pide un diálogo entre el gobierno ucraniano y las fuerzas federalistas
en las regiones surorientales después del alto al fuego


Según estimaron analistas, el proyectado alto al fuego solo tiene un carácter formal, y parece una solución circunstancial. Mientras el mandatario ucraniano considera el desarme y el retiro de los grupos armados antigubernamentales de las regiones surorientales como la condición previa para entablar el diálogo, las fuerzas separatistas estimaron que la propuesta de Poroshenko carece de sentido. Rusia también mostró su duda sobre este plan, aclarando que cualquier ordenanza de alto al fuego debe ser integral, no una medida temporal, y que debe llevar a las conversaciones entre las partes incolucradas. En este contexto, no es fácil convencer a los milicianos del Este ucraniano para deponer sus armas.

Al contrario de la declaración de Poroshenko, el Ejército reveló su plan de comprar otros mil carros blindados para su operación de castigo en el Este ucraniano, al tiempo que confirmó el proyecto de fundar un comando especial de élite en lo adelante. Mientras tanto, el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu dijo que Moscú está listo para cualquier eventualidad en Ucrania.

Cabe destacar que en la historia, Ucrania era una parte de Rusia, con la que comparte una larga frontera. En la actualidad, los rusoparlantes forman la mayor  etnia minoritaria en Ucrania. Con respecto a la economía, Rusia es el socio más importante de Ucrania, al satisfacer el 60% de sus demandas de combustible y la mitad de materia prima, además de ser el primer exportador del vecino país. Las alteraciones políticas en Ucrania en los últimos tiempos y el aumento de las tensiones entre ambos país tanto en el plano diplomático como económico en relación con el tema del combustible, deterioran aún más las relaciones entre estas dos ex repúblicas soviéticas.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros