Vietnam por garantizar el humanismo en el fomento de su economía mercantil

(VOVWORLD) - Perfeccionar la institucionalidad de la economía de mercado con orientación socialista en Vietnam es un tema apremiante como exigencia de la renovación en pos de alcanzar un crecimiento rápido y sostenible. En este contenido se enfoca el quinto Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam (PCV), que sesiona en Hanoi.
Vietnam por garantizar el humanismo en el fomento de su economía mercantil - ảnh 1Vietnam toma en consideración el carácter humanitario del modelo de economía de mercado con orientación socialista

El noveno Congreso del PCV en 2001 señaló que la economía del país en el periodo de transición es un modelo mercantil multisectorial que se rige por el mercado y bajo la gestión estatal con orientación socialista. Esta opción se debe a los frutos socioeconómicos que este sistema ha proporcionado a esta nación asiática. El continuo perfeccionamiento de sus instituciones servirá para que esa economía ofrezca resultados incluso mejores a la población.

Conceptualizar la economía de mercado con orientación socialista

La realidad de la renovación en Vietnam durante más de 30 años demuestra que es acertada la decisión del PCV de aplicar el modelo de economía mercantil, gracias al cual este territorio ha logrado explotar sus potencialidades y al mismo tiempo captar recursos y tecnología de otros países, además de estimular la capacidad productiva en la sociedad, desarrollar la mano de obra y contribuir a garantizar un alto ritmo de crecimiento del producto interno bruto (PIB) anual. Por otra parte, permite reforzar el sistema de infraestructura técnica y social, e igualmente mejorar la vida del pueblo y elevar la acumulación del capital, creando premisas para el desarrollo en el futuro.

Sin embargo, urge unificar y aclarar el concepto para evitar atraso en este empeño. El experto Vo Tri Thanh opinó: “Hemos analizado durante años la economía de mercado con orientación socialista, pero ahora llegó el  momento importante de considerar más profundamente este tema, ya que el mundo cambia y nuestro país se encuentra ante un viraje en su proceso de reforma y desarrollo. Debemos tener en cuenta primeramente los principios, la organización y luego la forma de implementación, que a mi criterio son los tres factores fundamentales”.

Garantizar el humanismo del mecanismo

De acuerdo con Nguyen Quang Thai, secretario general de la Asociación de Ciencia y Economía de Vietnam, la construcción y desarrollo nacional según el modelo de economía de mercado con orientación socialista ha sido una tarea a la que se han dedicado el Partido, Estado y pueblo de este territorio indochino durante muchos años y lo seguirá siendo. El profesor y doctor Nguyen Quang Thai afirmó: “La economía mercantil está sometida a las leyes del mercado, la relación demanda-oferta, los precios, la competencia en el plano internacional y la integración global. Esa última y la construcción de una economía de mercado constituyen exigencias apremiantes, según el Comité Central del Partido. No obstante, debemos enfatizar en el carácter humanitario de este proceso en Vietnam. Nos esforzamos por lograr una economía mercantil con un desarrollo rápido y sostenible, pero que se dirija al pueblo, para que cada uno se beneficie de los frutos de la renovación y el desarrollo nacional”.

Numerosos economistas estiman que el mencionado sistema económico es una causa inédita, por ende hace falta una consideración cabal de sus aspectos. La profesora adjunta y doctora Nguyen Thi Nhu Ha, de la Academia de Política Nacional Ho Chi Minh, señaló: “Hay que concentrarse en resolver las cuestiones relativas a la propiedad, reorganización de las empresas y la reestructuración económica. También es necesario capacitar los recursos humanos con vistas a crear las mejores condiciones a fin de impulsar la investigación y aplicar los adelantos científico-tecnológicos en la producción, además de elevar la productividad. En las próximas etapas, debemos promover el desarrollo de las zonas rurales y la agricultura, convirtiéndolas en una palanca para el despegue de la economía nacional sobre la base de sus potencialidades”.

Así, se determinó el desarrollo de la economía de mercado según el camino socialista como un hecho inevitable y una tarea apremiante encaminada a transformar una economía atrasada en una moderna e integrada. Se trata de una orientación sabia para aprovechar al máximo la fuerza laboral, explorar con eficiencia todas las potencialidades, así como cumplir con éxito el plan de industrialización y modernización del país.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros