Vietnam respeta al máximo las leyes nacionales e internacionales

(VOVWORLD) - Órganos competentes vietnamitas recientemente detuvieron para su cuestionamiento a algunas personas que han propagado informaciones contra el Estado de la República Socialista de Vietnam. Este arresto se adecua a los artículos 88 y 258 del Código Penal del país y se considera necesario para garantizar la disciplina y la supremacía jurídica.
Vietnam respeta al máximo las leyes nacionales e internacionales - ảnh 1 (Foto: wikipedia.org)

El apresamiento de los sujetos que violen las leyes es una tarea imprescindible para asegurar el funcionamiento de la ley en todos los países soberanos del mundo. Sin embargo, varias organizaciones no gubernamentales, que carecen de buena voluntad, acusaron al país indochino de “violar el derecho a la libertad de expresión”. También sugirieron a que Vietnam debe cumplir más debidamente con sus responsabilidades y compromisos internacionales y liberar a dichos detenidos. Estos argumentos tergiversados se consideran una pura mentira y no reflejan objetivamente el sistema legislativo de nuestra nación.

Las leyes vietnamitas son apropiadas con los convenios internacionales

Sobre todo, hay que reafirmar que tanto el Código Penal como otros similares en vigencia en el país han sido aprobados por la Asamblea Nacional sobre la base de los principios y procesos de construcción de documentos jurídicos, incluida la consulta de todos los estratos sociales. Por esta razón, el sistema legal de Vietnam evidencia claramente la democracia, así como la inteligencia, determinación, aspiración y esperanza de toda la población, además de garantizar el consenso de la sociedad y adaptarse a la situación actual.

Igualmente, durante la elaboración de las leyes, el país investiga, consulta y respeta todos los convenios en los que participa. De hecho, Vietnam aplica al máximo en su legislación el artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos del 10 de diciembre de 1948, que reza que: toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración”, y el 29 que dice así: “En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará únicamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática”. De esta manera, todos los ciudadanos vietnamitas cuando ejercen su derecho de libertad de la expresión tienen que cumplir con los reglamentos para no perjudicar la libertad de los demás ni los intereses del colectivo, país y pueblo.

Igualmente, el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, aprobado por la Asamblea General de la ONU el 16 de diciembre de 1966, que declara que “toda persona tiene derecho a la libertad de expresión” pero su ejercicio “entraña deberes y responsabilidades especiales. Por consiguiente, puede estar sujeto a ciertas restricciones, que deberán, sin embargo, estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar el respeto a los derechos o a la reputación de los demás y la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas”, también ha sido reflejado en la legislación existente de nuestra nación.

Una libertad en el marco de las leyes

En realidad, en ningún país del mundo los ciudadanos se disfrutan de la libertad de expresión absoluta, que significa que se pueda decir cualquier cosa que se quiera. No obstante, este derecho normalmente está restringido por las normas y leyes. Sin excepción, todos los vietnamitas pueden manifestar sus opiniones pero también tienen que hacerlo en el marco de la legislación nacional, sin dañar los intereses de los demás ni del país y el pueblo. El artículo 250 del Código Penal considera criminales a las personas que aprovechan las libertades de expresión, prensa, religión, reunión y asociación para atacar los intereses del Estado y los derechos legítimos de otros colectivos y ciudadanos.

Sobre este fundamento, resulta obvio que las acciones que realizaron los detenidos en cuanto a los últimos incidentes ambientales en el país, de propagar informaciones distorsionadas sobre el Estado, son una violación de la legislación nacional. Son muestras del liberalismo extremo que ha causado perturbaciones en el orden social, perjudicado la imagen de la Patria y que va en contra de los artículos 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y 29 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Las leyes vietnamitas siempre respetan y protegen las libertades legítimas de sus ciudadanos, incluida la de expresión. También, son estrictas cuando se aprovechan para violar los intereses de los demás, el país y el pueblo.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros