Nguyen Van Dinh con reconversión exitosa del modelo agrícola ante el cambio climático

(VOVWORLD) - Debido a que la salinización destruyó el cultivo de arroz en su aldea, Nguyen Van Dinh, residente en un pequeño pueblo en el distrito de Tran Van Thoi de la provincia de Ca Mau, en el extremo sur del país, decidió dedicarse a la cría de cabras. Esta conversión le ha permitido obtener una considerable ganancia. Generoso, decidió compartir las claves de su éxito con los agricultores afectados por el cambio climático.
Nguyen Van Dinh con reconversión exitosa del modelo agrícola ante el cambio climático - ảnh 1La cría de cabras ha contribuido a aumentar ingresos de la familia de Nguyen Van Dinh (Foto: baoanhdatmui.vn)

Para perpetuar la tradición arrocera de la familia, los padres de Nguyen Van Dinh le dejaron algunas tierras. Desafortunadamente, al igual que las otras provincias costeras, en Ca Mau los suelos están saturados de sal y, a pesar de los esfuerzos de Dinh, el rendimiento del arroz era bajo y sus ingresos eran insuficientes. Para tratar de salir de esta encrucijada, Dinh intentó criar aves y serpientes, pero sin éxito. Hasta que una visita a Binh Duong en  2016 le cambió la vida. Dinh recordó: “Fui a Binh Duong a visitar a un primo que había tenido éxito en la cría de cabras. Pensé que era muy factible hacerlo en mi pueblo, donde abundaba la comida de cabra. Así que compré algunos animales de cría para probar. Y funcionó”.

El comienzo no fue fácil, pues sin experiencia en esas lides, Dinh enfrentó muchas dificultades. Pero gracias a la ayuda de profesionales, al cabo de un año alcanzó los primeros alentadores resultado. Hoy en día posee una manada de cien animales que al año le rinden más de 200 millones de dongs (unos ocho mil 700 dólares).

Su éxito despertó el interés de sus vecinos y fundó la cooperativa de De Bien Tay, especializada en la cría de cabras. Enseña técnicas de reproducción e incluso presta dinero a los agricultores que quieren comenzar a cultivar. Algunos de los miembros de la cooperativa ganaron en 2018 hasta 100 millones de dong (unos cuatro mil 400 dólares).

Nguyen Thi Tap forma parte de la cooperativa y la cría de cabras ya no tiene secretos para ella. La mujer alimenta a sus animales en un manglar que crece por toda la región. Tap compartió: “Criar cabras es mucho menos difícil y rinde diez veces más que otros modelos de cría. Solo es necesario pastorearlas todos los días. Además, la comida para los animales está disponible en todas partes”.

Hoy, la cooperativa de Nguyen Van Dinh consta de siete familias y una manada de 300 a 500 animales, pero Dinh piensa en grande. El campesino continúa desarrollando ese modelo y ayudando a los demás. Él dijo: “Quiero ayudar a las familias pobres de la zona ofreciéndoles trabajo. Les proporcionaré animales y técnicas de cría. Solo tendrán que cuidar a las cabras hasta que estas lleguen a la adultez. Luego venderé los animales y pagaré a los granjeros de acuerdo con los beneficios”.

Con su laboriosidad y deseos de aprender, Nguyen Van Dinh tuvo éxito con el modelo de criar cabras en las tierras salinizadas. También movilizó a la gente local a unirse y a trabajar juntos para prosperar. En medio del impacto del cambio climático sobre la producción de diversos renglones, la experiencia de la cría de cabras es una nueva forma de aumentar los ingresos de los agricultores.

El modelo de producción de Nguyen Van Dinh se introdujo en el programa de puesta en marcha de negocios del gobierno en 2016. Luego se extendió al suroeste y permitió a muchos agricultores salir de la pobreza.

Noticias Relacionadas

comentar

Otros