Una mujer mantiene el oficio de elaborar zuecos de madera

(VOVWORLD) -En el interior del mercado de Ben Thanh, en Ciudad Ho Chi Minh, se encuentra la tienda de una anciana mujer que vende zuecos de madera desde las últimas cinco décadas. Ella es Nguyen Thi Lien, de 72 años de edad, lo hace como una manera de conservar un poco algo de la antigua ciudad de Saigón.
Una mujer mantiene el oficio de elaborar zuecos de madera  - ảnh 1 La señora Lien en su tienda de zuecos de madera en el mercado de Ben Thanh, en Ciudad Ho Chi Minh

Una tarde cualquiera, la señora Lien está fijando los clavos finales a un par de zuecos según el pedio de una joven japonesa que le estaba esperando para  comprárselos. Antes de salir de la tienda, la chica exclamó: “¡Excelentes, estos productos! Su precio es realmente más barato que en Japón”.

Cuando la compradora salió, la dueña volvió a su trabajo, recogiendo sus herramientas de trabajo. La mujer dijo: “Esta no es la primera vez que viene a comprarme calzado de madera. Ella ama lo que hago. Según me dijo, viene a Vietnam dos veces al año y aprovecha para visitarme”.

Es una cliente leal, pero esta vez fue la ultima que vino a la tienda de la señora Lien, donde suele vender de tres o cuatro pares de zuecos al día. La artesana agregó: “Depende de cada día, incluso alguno no puedo vender nada. Sabes, el mercado de Ben Thanh es un lugar muy popular entre los turistas, así que mis clientes son principalmente extranjeros. De hecho, los vietnamitas que todavía usan calzados de madera, casi no son muchos.”

En el concurrido espacio de la compraventa, todavía vemos a una mujer trabajando de manera silenciosa y tranquila en su stand. La señora Lien puede estar orgullosa de ser la última en mantener el oficio de fabricar zuecos de madera. Al respecto, recordó: “Antes, había una gran cantidad de tiendas de zuecos aquí. Pero poco a poco, lo han ido abandonando. Hay algunas personas que aún venden algunos zuecos, pero además de otras muchas cosas. Yo sigo vendiendo solo este artículo desde entonces”.

Anteriormente, los diseños de este calzado de madera eran más simples y rústicos que hoy en día. Ahora son más coloridos y de diferentes tipos: altos, bajos, gruesos o delgados. En primer lugar, los clientes eligen las suelas, luego se las prueban antes de pedirle que lo ensamble todo.

La señora Lien es la única persona que continúa con este trabajo, como hemos dicho. Esta perseverancia es digna de consideración, como lo apreció Pham Manh Trung, miembro de la Administración del mercado de Ben Thanh, quien dejó saber: “Ella ha trabajado sola y diligentemente todos los días. Sus hijos le han aconsejado repetidamente que venda su tienda o la alquile, pero aún quiere mantenerla. A veces pide a las tenderos que están a su lado ayudarle a vigilarla mientras ella toma una siesta. Además, hay un vendedor chino, que también le ayuda”.

La Administración del mercado de Ben Thanh está muy interesada en preservar el oficio de fabricar zuecos de madera de forma tradicional. Así que alienta a otros comerciantes a ayudar a la señora Lien a vender sus productos, con lo cual contribuirá a promover la divulgación de las artesanías tradicionales de Vietnam. Pero para la señora Lien, se trata de su vida cotidiana. “¡Debemos continuar este trabajo! Es una actividad artesanal de Vietnam. Si no hubieran productos de este tipo en este mercado, los clientes no sabrían dónde comprarlos”.

Sus manos son frágiles, sus venas sobresalen en la piel, pero cuando manejan un clavo, lo hace con fuerza y precisión. Esta imagen demuestra la determinación de una mujer que ha dedicado casi toda su vida a la producción de zuecos de madera, contribuyendo a la preservación del oficio tradicional del país.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros