Abanicos de papel del pueblo de Chang Son

(VOVWORLD) - Durante muchos años, el poblado de Chang Son, del distrito de Thach That en las afueras de Hanoi, ha sido considerado tierra de artesanías, como la carpintería, la escultura, la fabricación de casas antiguas y especialmente la confección de abanicos de papel. Los lugareños han desarrollado esta profesión durante cientos de años, la cual les ha ayudado a lograr unos ingresos estables y mejorar su nivel de vida.

Abanicos de papel del pueblo de Chang Son  - ảnh 1 El señor Duong Van Doan fabrica abanicos de papel exportables al mercado japonés

Al lllegar allí,  los visitantes quedan sorprendidos al ver miles de abanicos de papel de diversos tamaños y colores secándose a lo largo de los caminos. Según las personas mayores, comenzó a conocerse nacional e internacionalmente a partir del siglo XIX después de que los franceses los presentaran en una exposición celebrada en París. Numerosos artesanos como Nguyen Duc Lan, Nguyen Lan Tuyet y Duong Van Mo son populares entre los habitantes. En 2008 Duong Van Mo se coordinó con otro empleado de la aldea, Phi Quang Bo, para hacer un abanico más grande, obra que se incluyó posteriormente en el Libro Guiness de los Récords de Vietnam. Al respecto, Phi Quang Bo contó: “He tenido la suerte de trabajar con Duong Van Mo para la fabricación de este abanico gigante que actualmente se puede ver en el Centro de exposiciones culturales y artísticas de Van Ho, en Hanoi. Debido a que sus varillas son más largas de 5 metros, no podíamos utilizar el tronco de bambú, sino el de madera. Posteriormente, conectamos las partes del producto con fibras de mimbre. En el medio, dibujamos un mercado rural de Hanoi”.

En la actualidad, los artículos de Chang Son se han diversificado en tamaños, colores y estilos. Muchos hogares los producen con telas de alta calidad decoradas con imágenes de pasajes y versos poéticos que son utilizados en las festividades o como piezas artísticas y recuerdos. Phi Quang Bo dijo lo siguiente:“Los aficionados a este producto lo utilizan para decorar casas o para regalar. En comparación con otros poblados artesanales, nuestros productos tienen  singularidades propias, reflejadas en la confección meticulosa de las barras de bambú y en la decoración variada con patrones delicados, los cuales han recibido elogios de visitantes nacionales y extranjeros.”

En Chang Son se fabrican los abanicos de manera muy especializada. Después de ser seleccionadas cuidadosamente, las barras de bambú se sumergen en agua durante unos meses para garantizar la durabilidad y evitar la intrusión de las termitas. Las varillas de bambú se cortan en forma semicircular, colocándolas minuciosamente antes de pegar los papeles. En relación al papel, es el de Dong Ho, el más conocido por los vietnamitas, gracias a su grosor sin rigideces ni arrugas. Todas las etapas se realizarán con cuidado y destreza para que los productos sean más brillantes, hermosos y duraderos. Duong Van Doan, hijo del artesano Duong Van Mo, explicó: “Para fabricar este tipo de artículo de amplia gama, todas sus fases se realizarán manualmente. Solo siendo meticulosos y creativos, elaboraremos hermosos productos que serán apreciados en el mercado”.

A pesar de la vida moderna de hoy en día, la confección de abanicos en el poblado de Chang Son sigue desarrollándose, lo cual no solo constituye un testimonio de la sostenibilidad de las aldeas artesanales tradicionales, sino también que contribuye a la promoción de la identidad cultural de Vietnam al mundo.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros