Casas comunales y sus vínculos con el origen de las aldeas

(VOVworld) - Las casas comunales no sólo son obras simbólicas de las aldeas, sino también reflejo de la  historia y aspiraciones de sus habitantes a través de cada rasgo arquitectónico.

En esos inmuebles se le rinde culto a quien tuvo grandes méritos en la construcción del villorrio, la defensa del país o la enseñanza de algún oficio tradicional. Esas personas son consideradas deidades protectoras que también garantizan una vida próspera a los pobladores.

Casas comunales y sus vínculos con el origen de las aldeas - ảnh 1
La casa comunal es más que una estructura arquitectónica, es s
símbolo de toda una aldea

En la región del Delta de Río Rojo existen muchas construcciones antiguas de ese tipo, como Thuy Phieu y Tay Dang en el distrito de Ba Vi, Hanoi, Lo Hanh, en el de Hiep Hoa, de la provincia de Bac Giang y La, en el también distrito capitalino de Thuong Tin.

De acuerdo con  investigadores, las casas comunales de gran tamaño se construyeron en períodos de un alto crecimiento económico. El experto en cultura popular Le Quang Ngoc, explicó: “Visité muchos lugares y observé que las casas comunales se instalaron en el centro de las aldeas para resaltar su importancia. Esas construcciones de gran tamaña suelen contar con pilares gigantes y amplio espacios”.

Dong Ky es considerada una de las obras de ese tipo más simbólicas en el Norte. Está construida totalmente de madera según el modelo de  casa sobre pilotes de los pobladores de la etnia Muong.

Además de la arquitectura general, las estatuas religiosas y los pareados antitéticos también son otras decoraciones típicas de varias casas comunales.

Casas comunales y sus vínculos con el origen de las aldeas - ảnh 2
Las casas comunales de gran tamaño suelen contar con pilares voluminosos y decoraciones sofisticadas

Por ejemplo, en la de Diem, en la provincia norteña de Bac Ninh, construida a finales del siglo XVII, se pueden ver  relieves con figuras de dragón, nubes y flores, así como  escenas domésticas que reflejan las esperanzas y aspiraciones del pueblo por una vida pacífica. El profesor de  arquitectura de las aldeas y pintor Dinh Tien Hai, explicó: “Los autores de esas decoraciones fueron agricultores y sus vidas estaban vinculadas estrechamente al campo y a la aldea, por eso, las tallas todavía reflejan pensamientos rurales. Esas obras vívidas evidencian que los artesanos tenían libertad de creación cuando las realizaron”.

Las casas comunales no son solo obras simbólicas de las aldeas, sino también un entorno del arte popular. Los rasgos arquitectónicos y decoraciones de esas construcciones narran la historia y revelan el talento de los artistas-campesinos.

comentar

JUAN D.

Las casas comunales son otra demostración del espíritu de sociabilidad y cooperación, que siempre han reinado en Vietnam. Los vietnamitas se unen como un... Más

Noticias Relacionadas
Otros