Cuba frente al meteoro, con aliento, gratitud y decisión

(VOVWORLD) - Una decena de fallecidos en Cuba, y pérdidas colosales en la economía de la nación caribeña, se suman a la estela de destrucción y muertes dejadas por el huracán Irma en su devastador periplo por la región del Caribe.
Cuba frente al meteoro, con aliento, gratitud y decisión - ảnh 1 La furia del mar sobre el malecón habanero. (Foto tomada de Internet)

Registrado, según los expertos, como el mayor ciclón de su tipo que se forma en el Atlántico, Irma flanqueó casi todo el norte de la mayor isla antillana, y sus 37 horas consecutivas de permanencia con vientos superiores a los 290 kilómetros por hora, que lo mantuvieron en categorías 5 de la escala Saffir- Simpson, constituye un récord desde que empezó la era satelital, en 1966.

Cuba frente al meteoro, con aliento, gratitud y decisión - ảnh 2 Una panorámica de la destrucción que dejó el ciclón en la localidad oriental de Gibara.

Durante más de 72 horas el fenómeno meteorológico descargó la fuerza descomunal de sus vientos, que a intervalo rebasaron los 250 kilómetros por hora. También ocasionó lluvias intensas y desbordamientos de ríos, destruyendo todo lo que se interpuso en su trayectoria, desde la provincia de Guantánamo hasta la capital del país, donde las olas golpearon con inusitada violencia, y el mar penetró hasta 500 metros en algunos puntos de la ciudad.

Cuba frente al meteoro, con aliento, gratitud y decisión - ảnh 3 Las plantaciones cañeras sufrieron los embates de Irma.

Cañaverales, arrozales y vastas plantaciones de otros de cultivos, yacen arrasadas por la furia de Irma a lo largo de cientos de kilómetros aledaños al litoral cubano, en tanto el sistema electroenergético nacional quedó severamente dañado, al igual que miles de hogares y numerosos aeropuertos, inmuebles estatales, e instalaciones turísticas identificadas entre las fuentes de ingresos económicos más importantes de la isla.

Cuba frente al meteoro, con aliento, gratitud y decisión - ảnh 4

La recuperación empezó tan pronto lo permitieron las condiciones del tiempo.

De tal envergadura han sido los daños, que aún no han podido cuantificarse. Pero “nadie se llame a engaño, la tarea que tenemos por delante es inmensa”, alertó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en mensaje dirigido a su pueblo, inmerso ya en las tareas de restauración.

“Han sido días duros para nuestro pueblo, que en pocas horas ha visto como lo construido con esfuerzo es golpeado por un devastador huracán. Las imágenes de las últimas horas son elocuentes, como también lo es el espíritu de resistencia y victoria que renace con cada adversidad”, añadió en sus palabras el mandatario cubano.

Cuba frente al meteoro, con aliento, gratitud y decisión - ảnh 5 Fuerzas restauradoras plena faena en la provincia de Matanzas.

Raúl Castro dejó muy clara la decisión de “volver a construir lo que los vientos del huracán Irma intentaron desaparecer”, y reiteró que el estado cubano mantiene inamovible el principio de no dejar a nadie desamparado; “desde ya se toman medidas para que ninguna familia quede abandonada a su suerte”.

Cuba frente al meteoro, con aliento, gratitud y decisión - ảnh 6

Este enclave turístico de la cayería norte del centro país quedó severamente dañado.

Tras su llamado a emprender la recuperación con el ejemplo de líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, “quien con su permanente fe en la victoria y férrea voluntad, nos enseñó que no existen imposibles”, Raúl agradeció las numerosas muestras de solidaridad expresadas a Cuba por parte de líderes, amigos y gobiernos de del mundo, entre ellos los de Vietnam, Rusia, China, Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros