Líder partidista vietnamita se reúne con el presidente estadounidense Obama

(VOVworld) – Vietnam continúa considerando a Estados Unidos como uno de sus socios importantes. Así lo afirmó el secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong, al recibir este lunes al presidente Barack Obama, de visita en el país. El máximo dirigente partidista destacó la importancia del referido viaje a la nación indochina a fin de reafirmar el compromiso de los líderes de ambos países de profundizar la asociación integral bilateral. Reiteró además la necesidad de impulsar los nexos de manera profunda, práctica y eficiente, sobre la base del respeto a la independencia, soberanía, integridad territorial, institución política de cada país y la no injerencia en los asuntos internos del otro.

Líder partidista vietnamita se reúne con el presidente estadounidense Obama - ảnh 1
El secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong (d) se reúne con el presidente estadounidense, Barack Obama

Respecto a asuntos regionales y mundiales, Nguyen Phu Trong saludó las declaraciones y acciones de muchas naciones, incluido Estados Unidos, como contribución al mantenimiento de la paz, seguridad y estabilidad en la región, al igual que reiteró la postura de su nación de resolver pacíficamente las disputas territoriales en el Mar del Este, de acuerdo con el Derecho Internacional. 

Por su parte, el mandatario estadounidense alabó el papel y la visión del Partido Comunista de Vietnam en el liderazgo del país para alcanzar grandes logros durante los últimos tiempos. Estados Unidos considera a Vietnam un socio importante en la región, dijo Obama quien además afirmó que redoblará los esfuerzos para impulsar la cooperación bilateral en sectores prioritarios, sobre todo las asistencias técnicas para la nación asiática en el cumplimiento de sus compromisos con el Acuerdo de AsociaciónTrans-Pacífico (TPP).

El levantamiento total del embargo de armas a Vietnam permitirá crear nuevos cambios positivos en los nexos entre ambas partes, acotó. Recalcó también la necesidad de garantizar la seguridad y libertad de navegación marítima y aérea, así como encontrar soluciones pacíficas para los conflictos en el Mar del Este, según las leyes internacionales. El jefe de la Casa Blanca manifestó su convicción de que las relaciones bilaterales continuarán desarrollándose en el futuro, en benificio de cada país y por la paz, estabilidad y cooperación en Asia-Pacífico y el resto del mundo.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros