Líderes de Estados Unidos, Reino Unido, Australia y China debaten sobre el asunto de Corea del Norte

(VOVWORLD) -  El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo este miércoles una conversación telefónica con el mandatario chino Xi Jinping sobre la península coreana, insistiendo en que una acción militar contra Pyongyang no es la primera opción de Washington. 
Líderes de Estados Unidos, Reino Unido, Australia y China debaten sobre el asunto de Corea del Norte - ảnh 1

El presidente estadounidense, Donald Trump conversa con la primera ministra británica, Theresa May (Foto: AP)

Por su parte, Xi reafirmó su postura a favor de resolver la cuestión nuclear norcoreana mediante el diálogo pacífico, agregando que Beijing persistirá en el proceso de desnuclearización de la Península Coreana.

Con antelación, Donald Trump telefoneó a la primera ministra británica, Theresa May, y al jefe del Gobierno australiano, Malcolm Turnbull, para hablar sobre la última prueba nuclear de Corea del Norte, exhortando a la coordinación conjunta para aumentar “las presiones diplomáticas y económicas sobre esta República Democrática” y recordando su compromiso de “utilizar todas las medidas posibles para defender a nuestro país y a sus aliados”.

En un hecho relacionado, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) emitió una declaración en la que insta a todos sus países miembros a intensificar los esfuerzos para imponer sanciones a Corea del Norte, con el objetivo de poner fin a sus pruebas armamentísticas. Los 29 embajadores de esta coalición aprobaron por unanimidad la declaración, afirmando que todas las naciones deben aplicar las sanciones de la ONU de manera completa y transparente y, al mismo tiempo, incrementar medidas estrictas para obligar a Pyongyang a abandonar el camino de la intimidación y la inestabilidad.

Además, Estados Unidos presentó un proyecto al Consejo de Seguridad de la ONU en el que pide la imposición de nuevos embargos a los sectores del petróleo, a la exportación de textiles y prendas de vestir, y al empleo de los trabajadores norcoreanos, asícomo la prohibición de viajes del líder Kim Jong-un.

Mientras tanto, el pasado 5 de septiembre, la Fuerza Aérea de China inició sus ejercicios cerca de la Península Coreana para practicar la defensa ante un posible “ataque sorpresa” por mar. El simulacro tuvo lugar unos días después de que Corea del Norte realizara su sexto ensayo nuclear, lo que causó el aumento de la preocupación internacional.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros