Cita de Correspondencia del 17 de junio de 2017

(VOVWORLD) - Hola queridos amigos radioescuchas! Los chubascos más frecuentes de junio alivian un poco el calor sofocante del verano en Hanoi. Y los estímulos, las felicitaciones y los buenos sentimientos expresados en la correspondencia de los oyentes, son como vasos de refresco que nos dan más fuerza para hacer nuestro trabajo.

¡Nada es más agradable que recibir comentarios sobre nuestras transmisiones y cada cambio o reforma de nuestra emisora.

Cita de Correspondencia del 17 de junio de 2017 - ảnh 1 Un modelo de banderín de VOV

Comenzamos con un email del argentino Hugo Longhi, quien felicitó la adaptación de nuestra página web vovworld.vn a los teléfonos inteligentes y demás dispositivos digitales. Al respecto escribió: “Es una versión de avance. No obstante no se moleste si yo continúo escuchándolos vía ondas cortas. Es el formato tradicional de la radio y el que más me gusta a mí”. Gracias, amigo, por acompañarnos y apoyarnos siempre, no importa por qué vía, sobre todo con sus regulares informes de recepción.

Freddy Ampuero Saldivia, de Chile, nos reportó datos de la escucha realizada el 29 de abril a la 0:30, hora UTC en los 7.315 kilohercios, calificando de buena la señal de la Voz de Vietnam. “La programación es la misma de siempre, tan atrayente como reciente, y por supuesto entretenida, informativa, actual, variada, ilustrada, contingente e interactiva”, comentó. Realmente nos hace volar con esas palabras tan generosas, amigo. Saludos cordiales de todo nuestro equipo.

Su paisano, Claudio Galaz, y Oscar Aguilera Lozada, de Cuba, nos enviaron informes de recepción de algunos programas escuchados en este mes de junio informando la buena calidad de la sintonía en general. Mientras, Amador José Hidalgo, de Argentina, reportó un SINPO perfecto de 5, Juan Carlos Buscaglia, también de ese país, informó datos invariables de la escucha en diferentes ocasiones. De México, Luis Gerardo Loyola y Miguel Ángel Calderón confirmaron excelentes condiciones de la sintonía. ¡Ojalá lo fueran siempre para su disfrute!

Además, esta semana nos llegaron el reporte de Fernando Irrazábal, de Uruguay, y los remitidos desde Brasil por Francisco José Martinhao De Paula PenteadoJosé Moacir Portera de Melo y Rudimar Luiz Belusso. Otro brasileño, Henrique José Dantas Felinto, comentó que nos escucha desde hace mucho tiempo y que siempre le gusta Vietnam, su cultura, costumbres y gente.

Cita de Correspondencia del 17 de junio de 2017 - ảnh 2 Una bandeja de comidas tradicionales de la familia vietnamita

 Ahora pasamos a España, donde el asiduo oyente José Ignacio Cos Lezama nos aportó un informe de recepción muy detallado y a través de sus últimas cartas electrónicas, sabemos que también nos sigue en Internet. Su compatriota José Luis Corcuera envió 12 nuevos reportes, dándonos a conocer que de muchos intentos, en pocas ocasiones logró sintonizarnos en condiciones estables, pero enseguida nos tranquilizó: “No se preocupen, no me desanimo y seguiré a la escucha”. Es usted un verdadero oyente de la VOV. Le saludamos cariñosamente al igual que a todos los amigos fieles a nuestra programación que nos acompañan a pesar de las dificultades.

Mario Muñoz Mendoza, de Bolivia, y Juan Diez, de España exaltaron en sus comentarios la hermandad ejemplar y la amistad Vietnam-Cuba que una vez más se consolidan y fortalecen con la actual visita del presidente de la Asamblea Nacional del país caribeño, Esteban Lazo, a la nación indochina. Juan Diez reiteró además su simpatía hacia Vietnam al referirse al potencial turístico de este territorio asiático:“Abriendo el libro de Vietnam, podemos ver muy lindas páginas que visitar. Es difícil entre tanta belleza elegir el lugar más agradable, aunque el que elija Vietnam, ya ha acertado, porque todo es belleza, historia y arte en ese país milenario y legendario”. Gracias, maestro Juan Diez, por sus palabras tan inspiradoras. 

Estimados amigos,

Esta semana recibimos varias preguntas de nuestra audiencia, como las de Siddhartha Bhattacharjee, de la India, sobre la industria automovilística de Vietnam y el desarrollo de la construcción naval en nuestro país. A Francisco Cordeiro da Silva, de Brasil, le interesa saber si consumimos mucho arroz, después de escuchar la noticia relativa a un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que pronosticó un aumento en la cosecha de este grano y además incluyó a Vietnam entre los cinco mayores productores del cereal en 2017. Vamos a dedicar los últimos minutos de este programa a responder a nuestro amigo brasileño primero.

Al igual que en muchos otros países asiáticos con una antigua civilización arrocera, en Vietnam se cultiva este cereal en todas partes. La llanura del río Rojo y el delta del río Mekong, con vastas extensiones y grandes potenciales, son conocidos como los graneros del país. Si en el norte hay dos cosechas al año, los agricultores en el sur hacen tres. El arroz juega un rol insustituible en la agricultura de Vietnam y es un medio de vida importante de la mayoría de los trabajadores en las zonas rurales, quienes representan más del 70% de la población nacional. Cada año se producen unos 30 millones de toneladas de este grano, de los que el 25 por ciento se destina al mercado externo. En realidad, este cereal ha sido uno de los principales rubros exportables de Vietnam en el último decenio, al enviar entre 6 y 7 millones de toneladas al exterior anualmente. Hoy día este país indochino figura entre los tres mayores exportadores mundiales de ese grano, después de la India y Tailandia. Además, el arroz vietnamita está presente en más de 150 naciones y zonas territoriales.

Cita de Correspondencia del 17 de junio de 2017 - ảnh 3 El plato "xoi ngu sac", hecho de arroz glutinoso con colores naturales de plantas

Respecto a su pregunta, Francisco, el arroz es el alimento básico de la cocina vietnamita. Lo consumimos en las principales comidas (que pueden ser dos o tres al día, equivalentes al desayuno, el almuerzo y la cena), junto con muchos vegetales, carne o pescado y caldo, a eso se añaden encurtidos a veces y una salsa de pescado es algo indispensable. Ese cereal es tan fundamental que no decimos “a almorzar” o “a cenar”, sino “a comer arroz” (“an com”). Este alimento es elaborado en diferentes formas: hervido o cocido al vapor, sin sal ni aceite. Además de este estilo diario, los vietnamitas comemos “com nam” (arroz cocinado y machacado en forma de un pan redondo para llevarlo en viajes de peregrinación), “com rang” (frito junto con carne, huevo, cebolla y otros ingredientes), “com hen” (mezclado con corbicúlidos-una especialidad de Hue). Mientras, con el arroz glutinoso (un tipo pegajoso), se preparan “xoi” (cocinado a vapor), “com lam” (cocido en tubos de bambú), y también pasteles, como los famosos “banh tet”, “banh chung” y “banh day”, que ofrendamos a los antepasados en las ocasiones festivas. Por otra parte, hacemos diferentes tipos de tallarines, los “bun”, “mien”, “pho”…, de harina de arroz, además de elaborar sopas y gachas deliciosas con carne de cerdo, pollo y camarones, entre otros. La gran demanda de arroz en el país obliga a importar este grano de otros países de la región, como Japón, Tailandia y Camboya.

Actualmente, gracias a la mejora de la vida de la población, la estructura de las comidas de las familias vietnamitas es más diversificada al incluir otros cereales, como maíz y trigo, importados desde otros mercados, así como ingredientes de origen animal. Sin embargo, para la mayoría de los pobladores, tanto en las zonas rurales como en las urbes, el arroz sigue siendo imprescindible en cada comida.

Queridos radioescuchas,

Aquí cerramos el programa de hoy. Esperamos que esta presentación complazca a Francisco Cordeiro da Silva y a otros oyentes con el mismo interés. No olviden enviarnos sus comentarios y sugerencias a la dirección 45 Ba Trieu, Hanoi, o al correo electrónico vovmundo@gmail.com! Les deseamos un buen fin de semana. Hasta muy pronto, amigos.

comentar

JUAN D.

Agradezco hasta lo infinito la atención, que prestan siempre a mis palabras, y comprobar que la gran familia de oyentes de la VOV no cesa de aumentar... Más

Otros