Hang Bac, particular calle de fundición de plata de Hanoi

(VOVworld) – El Casco Antiguo de Hanoi se destaca por sus 36 calles, cada una de las cuales se asocia con un oficio artesanal tradicional del país. Para los que visitan por primera vez la capital vietnamita, esta particularidad les ayuda a identificar la especialidad que representa cada calle, a través de las resonancias de instrumentos de trabajo y los productos vendidos. Entre estas calles, encontramos la de Hang Bac, que antiguamente fue un barrio dedicado a la fundición de plata, siendo el lugar más próspero de la Ciudadela Real de Thang Long, antiguo Hanoi. Actualmente, caminar por esta calle es calificado como un viaje al pasado. 

Hang Bac, particular calle de fundición de plata de Hanoi - ảnh 1
La antigua calle de Hang Bac en la etapa de colonización francesa

La calle de Hang Bac se sitúa en el centro del Casco Antiguo de Hanoi, en el distrito de Hoan Kiem. A pesar del paso de décadas y cambios constantes, el sitio sigue manteniendo casi intactas muchas de sus acostumbradas rutinas y estructuras de la antigua aldea del oficio de fundición de plata. A sus dos lados, se encuentran casas convencionales con techo de tejas rojas intercaladas con viviendas modernas, además de pagodas y templos de cientos años de antigüedad. Allí resalta el templo de Kim Ngan, construido desde la dinastía Le (1428-1527), donde se guardan hasta ahora muestras materiales del oficio joyero en la antigua Ciudadela de Thang Long. Estos objetos demuestran que los habitantes actuales de la calle de Hang Bac son sucesores de los primeros joyeros de la capital vietnamita. En especial, ellos han mantenido hasta la fecha los vínculos cercanos con sus clanes y parientes en la tierra natal. Pham Huy Dung, una de las personas que han vivido más tiempo en el lugar, contó: “Fue sobre los siglos XV y XVI cuando Luu Xuan Tin, que entonces tenía el cargo Thuong Thu Bo Lai (equivalente al ministro de Interior de la actualidad) fue designado a responsabilizarse de la producción de lingotes de plata para la corte. Llevó a todos los artesanos calificados de su tierra natal, aldea de Chau Khe de la actual provincia norteña de Hai Duong, y a otros de diferentes comunas como Dong Xam (Thai Binh) y Dinh Cong (Hanoi) a establecer un barrio de oficio en la Ciudadela de Thang Long. Desde entonces, en el lugar se desarrolló también el diseño y la fundición de plata como joyería y utensilios.”

Hang Bac, particular calle de fundición de plata de Hanoi - ảnh 2
Hang Bac hoy en día

Hoy en día, la calle de Hang Bac cuenta con solo 0,5 kilómetro de longitud pero se pueden encontrar cientos de tiendas de artesanía y manualidades de oro y plata. La mayoría ya trabaja con máquinas y equipamientos modernos importados del extranjero, mientras la minoría conserva la tradición de fundir materiales a mano. Un ejemplo es Nguyen Chi Thanh, dueño de la tienda Hong Chau, en el número 83. Él compartió: “Se trata del oficio tradicional de mi familia, que es transmitido de generación en generación. Amo este trabajo y quiero mantenerlo. Muchas personas ahora confunden las diferencias entre la artesanía convencional y la artesanía industrial, porque aquí hay cientos de talleres pero sus productos son iguales ya que han sido fabricados con máquinas. Mientras mi familia continúa trabajando a mano. Esta es nuestra ventaja que nos ayuda a sobrevivir.”

Hang Bac, particular calle de fundición de plata de Hanoi - ảnh 3
Las labores de fabricación a mano

No solo el oficio, los habitantes de Hang Bac también logran guardar las costumbres del pasado. Sean ricos o no, los miembros de la comunidad siguen siendo modestos y están dispuestos a ayudarse mutuamente, así como respetan su prestigio. Mientras, las familias aquí se juntan estrechamente para preservar los valores tradicionales de sus antepasados, a pesar del rápido ritmo de la vida moderna. Especialmente, las mujeres de la zona son conocidas por la belleza, tanto de su físico como de su personalidad. Ellas son quienes tienen talentos no solo en el negocio sino también en el buen cuidado de las tareas domésticas. Hoang Thi Khue, una hermosa mujer de 80 años de edad, expresó: “Desde mis tatarabuelos hasta mis nietos han vivido en esta calle y actualmente sigo manteniendo el altar de los antepasados que fue decorado desde hace mucho tiempo. Siempre me acuerdo de los momentos calurosos y felices con mis padres y mis abuelos. Con muchos años viviendo aquí, me he acostumbrado a esta vida, aunque el espacio sea pequeño.”

La calle de Hang Bac parece más iluminada cuando cae la noche, con las joyas colocadas en los escaparates que brillan bajo la luz de los faroles. Hoy en día, en esta vía se encuentran no solo las joyerías sino también tiendas de moda, de pintura, centros turísticos y bares, donde concurren muchos turistas extranjeros. Esto refleja la vida de un barrio moderno pero que sigue con las tradiciones establecidas desde hace siglos atrás, lo que genera la particularidad y el atractivo de la calle de Hang Bac.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros