Una visita a la cuna de frutas singulares para el Tet vietnamita

(VOVworld) – Desde hace algunos años, en el mercado vietnamita de frutas para el Nuevo Año Lunar, o sea, el Tet, se vende un nuevo tipo de pomelo que se asemeja a una botella de vino con forma de calabaza. Estos provienen de los huertos de Chau Thanh, en la sureña provincia de Hau Giang, donde se cultivan muchas otras frutas singulares para la mayor fiesta tradicional en el país.

Una visita a la cuna de frutas singulares para el Tet vietnamita - ảnh 1
Vo Trung Thanh junto a un pomelo con la palabra "Suerte" en su cáscara


En 2009, el señor Vo Trung Thanh fue el primero que lanzó al mercado los pomelos parecidos a una botella de vino con forma de calabaza en el Delta del río Mekong. Se trataba de un gran trabajo investigativo y una prueba con esta fruta típica de la localidad conocida como pomelo Nam Roi. Esta presentación le aportó enormes ingresos, decenas de veces mayor que los que siempre obtuvo. Desde entonces, Vo Trung Thanh, junto con otros miembros del Club de creación de formas para frutas de la aldea de Phu Tri A, en la comuna de Phu Tan, ha seguido desarrollando otras versiones de su producto, con las palabras “Prosperidad”, “Suerte”, “Felicidad” y “Longevidad” o imágenes de moneda, lingotes, o una mano de Buda, visibles en su corteza exterior. Cada año, los integrantes de la agrupación suministran al mercado del Tet unos 10 mil pomelos modificados y obtienen miles de millones de dongs. En 2017, ha vendido casi 3 mil de este fruto, a un precio que va desde unos 400 mil dongs (17,5 dólares) hasta un millón 100 mil dongs (48,5 dólares) cada uno. Vo Trung Thanh comentó lo siguiente: “Tratamos de producir hasta entre 10 y 15 mil pomelos. Sin embargo, debido a las malas condiciones climáticas, solo podimos cosechar 2 mil 900. Nos quedan 200, todos son del nuevo modelo para este año.”

Una visita a la cuna de frutas singulares para el Tet vietnamita - ảnh 2
Vo Hong Quoc con su árbol de crescentia cujete


Desde el éxito de los pomelos Nam Roi, Vo Hong Quoc, también aplicó el método en los árboles de crescentia cujete. Recientemente anunció que encontró una buena y adecuada variedad de dicho fruto, con la cual realizó el injerto y logró cosechar unos 500 con las palabras “Prosperidad” y “Suerte” en su corteza exterior. “Me pagan 800 mil dongs (35 dólares) por cada fruta. Muchos clientes me los han pedido con anticipación y ahora solo dispongo de una pequeña cantidad.”

Por su parte, agricultores de la comuna de Dong Phu, del distrito de Chau Thanh, han logrado hacer lo mismo en años recientes en las sandías. Según Tran Van Nhan, radicado en la aldea de Phu Tho, normalmente en años anteriores ofreció al mercado de 80 a 100 pares de sandías con las letras “Prosperidad” y “Suerte” visibles en la cáscara. En 2017 intenta duplicar la cifra porque ha cultivado hasta 500 plantas.

Una visita a la cuna de frutas singulares para el Tet vietnamita - ảnh 3
Nguyen Thi Uom cuida sus papayas


Mientras, en la comuna de Phu Huu y en la cabecera de Nga Sau, del mismo distrito, las papayas y las guanábanas también han sido modificadas. Nguyen Thi Uom, de la aldea de Phuoc Thuan, en la cabecera de Nga Sau, dijo que su poblado cosechó cerca de mil 400 papayas de dicho tipo y todas fueron adquiridas por los comerciantes. Esta productora comentó: “En la bandeja del Tet, los compatriotas del sur suelen poner guanábanas, papayas y mangos. Todos son verdes y amarrillos. Así, un día nos preguntamos ¿por qué no usar las variedades de papaya con cáscara amarrilla con las palabras “Prosperidad”, “Suerte”, “Felicidad” y “Longevidad” en verde?. De esta manera, las bandejas del Tet serán más vívidas y atractivas. Normalmente, lo hacemos con esas cuatro palabras pero podemos atender pedidos específicos de los clientes. Este año, probamos también en las guanábanas.”

Una visita a la cuna de frutas singulares para el Tet vietnamita - ảnh 4
Dos sandías en forma de lingotes con palabras "Prosperidad" y "Suerte" en su corteza


Se puede decir que el terreno de Chau Thanh es muy fértil gracias al río Hau. Hoy día, la localidad cuenta con más de 11 mil hectáreas dedicadas al cultivo de frutas, principalmente pomelos, naranjas y limas sin semillas. Según Nguyen Van Bay, secretario del Partido Comunista de Chau Thanh, los agricultores locales ahora ganan 10 veces más que antes con el cultivo de arroz. Especialmente, las familias que producen frutas modificadas obtienen ingresos muy altos en vísperas del Tet. Actualmente, las autoridades del distrito adoptan medidas para ayudar a los lugareños a modificar las frutas y conservarlas. Al respecto, agregó. “Orientamos a las ramas específicas, especialmente la agrícola, establecer planes de apoyo a la multiplicación de este modelo, con el fin de garantizar la demanda doméstica en la ocasión del Tet y brindar más beneficios a nuestros pobladores.”

Faltan más de tres semanas para que comience el Año del Gallo, pero en Chau Thanh ya se observa un ambiente muy alegre. Los dueños de los huertos de frutas todos los días están ocupados cuidando sus árboles mientras reciben visitas y llamadas telefónicas de los comerciantes de todo el país. Definitivamente, los agricultores del distrito, con su diligencia y creatividad, han generado muchos frutos impresionantes que contribuyen a que las bandejas del Tet de Vietnam sean espiritualmente más significativas.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros