Esfuerzos admirables de una familia en la superación de las consecuencias de la dioxina

(VOVWORLD) - Casi todos los habitantes del área de Truong Hoa en el barrio de Truong Lac, distrito de O Mon, provincia sureña de Can Tho conocen y respetan los esfuerzos de superación de la familia de Tu Quang. Este señor cuyo nombre real es Nguyen Van Quang, de 70 años de edad es dueño de una familia con pocos recursos y con 6 hijos discapacitados como consecuencia del agente naranja/dioxina. Su hogar ha sido elegido por la Asociación municipal de víctimas de dicha sustancia tóxica como una de las 2 familias ejemplares reconocidas nacionalmente. 
Esfuerzos admirables de una familia en la superación de las consecuencias de la dioxina - ảnh 1 Tu Quang y su esposa

Tu Quang y su esposa partieron de su tierra natal en búsqueda de medios económicos en la zona de Loc Ninh, hoy provincia sureña de Binh Phuoc. En aquel momento, fue obrero en la extracción del caucho en las selvas del sur y quedó infectado por el agente naranja/dioxina. De momento, trabaja de forma independiente, además de ayudar a su esposa a vender productos en el mercado y de buscar desechos. Su familia vivía feliz hasta el día en que descubrió el dolor de sus hijos. Cuando iban cumpliendo los 5 años de edad, sus extremidades se iban atrofiando lentamente. Desde entonces, Tu Quang estaba depremido porque sus hijos sufren enfermedades incurables, según confirmaron los médicos. El hombre contó lo siguiente: “De pequeños, nuestros hijos eran muy bonitos. Sin embargo, cuando iban cumpliendo los 5 años de edad, iban enfermando. Si hubiéramos sabido de este problema, habríamos dado a luz sólo a un bebé”.        

Sin embargo, Tu Quang fue consciente de la responsabilidad de educar a sus hijos para realizarse como miembros activos de la comunidad. Comenzó a trabajar más para apoyar a los otros miembros de la familia. Trabajó en numerosas tareas como las de horticultura, compraventa de productos agrícolas y logística para las bodas. Siempre enseñó a sus hijos el valor de la laboriosidad. Su apoyo ha ayudado a los niños a aceptar la situación actual y redoblar los esfuerzos para superar las dificultades de la vida.

En 2007, con la asistencia del Fondo de apoyo a las víctimas del producto químico de la ciudad de Can Tho, Tu Quang alentó a su quinto hijo a estudiar reparación eléctrica mientras orientó a la sexta a seguir esta profesión. Con el transcurso del tiempo, los jóvenes han podido mantener sus medios de subsistencia. A la edad de 70 años, el hombre puede enorgullecerse de los esfuerzos de su familia. Consciente de la necesidad de ser el pilar principal de la familia y ejemplo para que sus hijos le sigan, Tu Quang afirmó: “Pese a la dificultad económica, nuestra vida sigue siendo estable gracias al amor familiar. Mi esposa y yo casi nunca tenemos discusiones. Por mi parte, siempre educo a los hijos y me esfuerzo para ser un padre ejemplar”.

Esfuerzos admirables de una familia en la superación de las consecuencias de la dioxina - ảnh 2El nieto de Tu Quang después de la tercera intervención quirúrgica

Hasta la fecha, sus 6 hijos se han casado pero continúan sufriendo el dolor a causa de dicha sustancia tóxica, el cual también deteriora la salud de los 2 nietos.

Según Tran Thi Lien Kieu, presidenta de la Asociación de Víctimas del Agente Naranja/Dioxina de la ciudad de Can Tho, la familia de Tu Quang es una de las más afectadas por el defoliante arrojado al territorio vietnamita durante la guerra, pero es también un hogar construido con muchos esfuerzos de superación. Al respecto, la titular dio a conocer: “La familia de Tu Quang está compuesta por 3 generaciones que sufren las consecuencias de la dioxina. En los momentos más críticos, sobrevivió gracias a la asistencia tanto de la comunidad como de nuestra organización. Sin embargo, este hombre ha realizado buenas labores al poder enseñar a sus hijos a asentarse con un oficio específico, aliviando así la carga social. Se trata de un ejemplo a seguir para otras familias de la misma situación”.

En la actualidad, al contactar con las familias expuestas al tóxico en Vietnam, se  pueden conocer sus pérdidas y dificultades en la vida. Sin embargo, los esfuerzos de superación de Tu Quang y sus seres queridos merecen la admiración de toda la sociedad. 

comentar

Noticias Relacionadas
Otros