Continúa el tributo a Fidel, a un mes de su desaparición física

Por José Llamos Camejo (exclusivo para La Voz de Vietnam)


Un mes después de la partida de Fidel, frente al monolito que guarda las cenizas del Comandante, todo se torna como él: eterno, inextinguible. Tal parece que el silencio jamás se disipará en este sitio; tampoco las filas interminables de nativos y forasteros que vienen de todas partes a dedicarle una flor y rendirle tributo.   

Continúa el tributo a Fidel, a un mes de su desaparición física - ảnh 1
La presencia del pueblo es constante frente a la roca que guarda las cenizas del comandante

Desde que el mundo se estremeció con la desgarradora noticia, ha transcurrido un mes. Cuba anda, pero la nostalgia perdura. La memoria se resiste a la despedida, tal vez por la certeza de que se trata de un inmortal, aunque sus cenizas reposan en Santa Ifigenia. Hasta ese lugar se trasladaron los periodistas de Guantánamo para dedicarle a Fidel un estímulo relevante que acaban de recibir.

Se trata del Premio a la Dignidad, máxima condecoración que entrega la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), con carácter excepcional, para “reconocer una acción heroica o una trayectoria de vida extraordinaria al servicio de la patria en las filas del Periodismo”, según establece el reglamento de la organización. 

Continúa el tributo a Fidel, a un mes de su desaparición física - ảnh 2
A la izquierda, el presidente de la UPEC en Guantánamo, dedicó en nombre de sus colegas, el Premio a la Dignidad, que recibieron por su labor durante el paso del huracán Matthew

Precisamente el Comandante en Jefe, los Cinco Héroes Antiterroristas Cubanos y el canal multinacional Telesur, entre otros colectivos y personalidades, figuran entre los que han recibido el honroso galardón que esta vez se le otorga a los profesionales de la prensa en la provincia más oriental de Cuba, “por sus  méritos y ejemplaridad, amor incondicional al pueblo y capacidad para orientar e impedir pérdidas de vidas humanas durante el paso del Huracán Matthew”, refiere la disposición de la UPEC.

LOS TINTES DEL HOMENAJE                                                                                                         No hay distinción de lugares, horarios, edades ni circunstancias, para reencontrarse con el líder eterno de la Revolución cubana y rendirle tributo. Puede ser una reverencia ante su morada postrera; puede ser una evocación en la escuela o en un parque, y “debe ser, sobre todo, el cumplimiento cabal del deber, cada quien donde le corresponda”, puntualiza Orlando Leyva, un historiador de 75 años de edad.

“Ahora más que nunca debemos propiciar que cada compatriota, y fundamentalmente los niños y jóvenes, profundicen en el estudio del pensamiento de Fidel, él señaló el camino, nosotros debemos garantizar la continuidad”, añade Orlando.

 
Continúa el tributo a Fidel, a un mes de su desaparición física - ảnh 3
Para Orlando Leyva lo más importante a partir de ahora es preparar a las nuevas generaciones para que las ideas de Fidel prevalezcan

Todavía los pregones se escuchan a media voz en la ciudad de Guantánamo; la acústica de la urbe llega distinta al oído. A veces hasta los gestos, hasta el ir y venir de la gente parecen vibraciones del alma; y es así porque Fidel no está; porque su pueblo, su isla, lo extrañan. Pero los sueños siguen intactos; aquí no tiene cabida la incertidumbre.  

Continúa el tributo a Fidel, a un mes de su desaparición física - ảnh 4
Matutino dedicado a Fidel en la Escuela Primaria Vietnam Heroico, de Guantánamo

Los gorriones no dejan de repetir un eco monosilábico que llega en lontananza, casi al empezar la mañana guantanamera; es como un cántico evocador en medio de un silencio que sobrecoge. Esa atmósfera me traslada a la casita humilde que acogió a Ho Chi Minh en sus últimos años de vida; a veces en decenas de metros alrededor no hay más sonido que el de las aves y el viento. El Tío Ho, como el Comandante invicto, supieron amar a la naturaleza; ella le sirvió de hogar y cobija en sus avatares de guerrilleros; ¿será que la madre natura tiene el don de extrañar?, ¿será que llora la ausencia de quienes fueron sus protectores?   

Continúa el tributo a Fidel, a un mes de su desaparición física - ảnh 5
Los pioneros corean el himno de su escuela, obra en la que resaltan los nombres de Fidel, Ho Chi Minh y Vietnam

                                                                               

Varias cuadras abajo, en una arteria adyacente, los nombres de Fidel y de Ho Chi Minh y Vietnam retumban desde el interior de un inmueble; son niños y niñas del centro escolar primario Vietnam Heroico, que entonan el himno de su escuela, y hablan de los valores que emparentan al padre de la patria anamita y al líder cubano; algunos llevan el nombre de Fidel en el rostro, pero “yo prefiero llevarlo bien hondo en el corazón para que su ejemplo me guíe”, dice Amanda Irene.

“Todavía estoy triste”, confiesa Jonathan Gómez, un pionero de quinto grado, quien asegura que “en lo adelante seré mejor en el estudio para rendirle homenaje a nuestro comandante querido, que tanto hizo por nosotros; así también le soy fiel al Tío Ho que también quiso mucho a los niños, y cuyo nombre lleva esta escuela.”

Continúa el tributo a Fidel, a un mes de su desaparición física - ảnh 6
Amanda Irene lleva bien hondo el ejemplo del Comandante

La pasión conque en un centro como éste se habla de Fidel y de Ho Chi Minh, no deja espacio a las dudas; más bien viene a acentuar la certeza: el Comandante invencible y el amigo entrañable, son y serán, eternos e inextinguibles.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros