Salud de la ciudadanía, una meta de los derechos humanos en Vietnam

(VOVWORLD) - Atender la salud y proteger a los ciudadanos de las enfermedades es un objetivo muy importante entre los de desarrollo de la ONU. Vietnam está trabajando en coordinación con la comunidad internacional para frenar la epidemia de Covid-19, con un sistema de prevención capaz y alta determinación, a fin de que nadie se quede atrás. Esto es también el empeño del país indochino para garantizar los derechos humanos.
Salud de la ciudadanía, una meta de los derechos humanos en Vietnam - ảnh 1Médicos del hospital de Cho Ray, en Ciudad Ho Chi Minh, revisan la salud de pacientes del Covid-19.  

El Día del Médico de Vietnam (27 de febrero) de 2020 será difícil de olvidar tanto para el sector sanitario y sus profesionales, como para cada ciudadano, y seguramente se recordará muchos años más tarde. En medio de la situación apremiante de la prevención y el control del nuevo coronavirus, el sistema de salud de Vietnam no solo muestra su alta responsabilidad, sino también su capacidad de respuesta a las emergencias.

Buena respuesta a los problemas de salud emergentes

De hecho, por estos días la salud pública de Vietnam concentra todos sus recursos en prevenir el coronavirus, originario de la ciudad china de Wuhan, como si enfrentara un “enemigo acérrimo”, el espíritu señalado por el primer ministro del Gobierno. La participación activa de todo el sistema político y especialmente, del sector sanitario, ha dado logros iniciales, al frenar la propagación del Covid en la comunidad a pesar de que el país comparte con China una larga frontera.

Con la divisa de considerar la salud y la vida de los ciudadanos como lo más importante, se puede decir que la rama y sus profesionales vencieron al coronavirus en la primera batalla. Este éxito se debió a la responsabilidad del sector y sus trabajadores, y también a su capacidad. En el reporte del 13 de febrero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció y apreció el control del Covid-19 por parte de Vietnam. Según sus evaluaciones, el Gobierno vietnamita activó el sistema de respuesta desde la primera etapa de la epidemia, reforzó la supervisión, la prevención y el control de las infecciones, además de gestionar a los pacientes en los hospitales e igualmente, intensificar exámenes, mientras realizó de modo eficiente la comunicación sobre la epidemia y la cooperación intersectorial. La entidad internacional también estimó que la capacidad de Vietnam en el tratamiento de los problemas de salud emergentes, incluidos los brotes de nuevas enfermedades infecciosas, ha aumentado significativamente.

Un sistema sanitario preparado ante brotes epidémicos

Según la OMS, la capacidad nacional de respuesta a las emergencias de salud se ha puesto a prueba y ha sido comprobada en hechos reales. En los más de 30 años de realizar la prevención y el control de epidemias, Vietnam ha mostrado su capacidad en la supervisión, la detección y el diagnóstico de enfermedades, así como de vencer epidemias con rapidez y eficacia. Su capacidad de controlar nuevas dolencias aumenta, mientras el tratamiento de los pacientes alcanza avances notables. Por otro lado, siempre es activo en la preparación y respuesta a las peligrosas epidemias. Resultado de ello es que logró controlar y liquidar muchas enfermedades, entre ellas la viruela, la polio, el tétanos neonatal y la peste. Algunas otras han reducido la cantidad de personas infectadas en cientos hasta miles de veces en relación con los años anteriores al programa de vacunación ampliado, como la difteria, la tos ferina y el sarampión. Mientras, el dengue, la encefalitis por virus, la tuberculosis, la tifoidea y el cólera, entre otras, han sido controladas de modo que no causen brotes epidémicos, en contribución a limitar la morbilidad y la mortalidad en el país. No solo es capaz de controlar epidemias domésticas, Vietnam es uno de los primeros países en frenar con éxito el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y las gripes H5N1 y H1N1 tipo A, así como logró prevenir otras peligrosas emergentes que entraron en el país del exterior como la gripe H7N9, el ébola y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

Por otra parte, Vietnam es uno de los pocos países que domina la tecnología de producción de vacunas y realiza investigaciones para la creación de varias, como  contra la gripe estacional de tipo 3, elegible para la comercialización. También aplica la biotecnología en la detección y el diagnóstico de modo rápido y preciso de agentes epidémicos de enfermedades como el sarampión, el dengue y la fiebre aftosa humana, para que no haya brotes a gran escala como hace años. Uno de sus últimos logros científicos es que el pasado 7 de febrero, el Instituto Central de Higiene y Epidemiología anunció que había cultivado y aislado con éxito la nueva cepa de coronavirus, lo que permite realizar pruebas en los casos infectados y sospechosos de portarlo. Esta es una premisa para futuras investigaciones sobre nuevas vacunas antivirales.

Atender la salud del pueblo es la misión gloriosa del sector sanitario, especialmente en el contexto de brotes epidémicos como ahora. Los profesionales del sector de Vietnam siempre están dispuestos a enfrentar las dificultades y trabajan con abnegación y en silencio para este fin, contribuyendo a la garantía y la promoción de los derechos humanos en el territorio nacional.

Vietnam es reconocido internacionalmente como uno de los pocos países con un sistema de salud integral, que está conectado hasta con las aldeas, y un modelo a seguir para muchas naciones. Actualmente, cuenta con más de 700 centros sanitarios distritales y 11.100 comunales y de barrio, de los cuales más del 60% cumplen con las normas nacionales. La red de examen y tratamiento médico desde el nivel central hasta el comunal, con más de 1.400 hospitales y 180.000 camas, diagnostica y trata anualmente a 120.000 pacientes ambulatorios, así como a más de 10 millones de enfermos, además de realizar millones de intervenciones y 2 millones de operaciones quirúrgicas más complicadas cada año. Esta es una base importante para que Vietnam haga retroceder rápidamente las epidemias en la comunidad.

Noticias Relacionadas

comentar

Otros