Un étnico sobresaliente en la producción agrícola y el desarrollo económico

(VOVWORLD) - A Hler, miembro de la etnia Xo Dang residente en la comuna de Dak Mar, del distrito de Dak Ha, en la provincia de Kon Tum, es un ejemplo destacado de su comunidad en el desarrollo económico. Gracias a su afán por el estudio y la aplicación de adelantos científico-técnicos en la producción, no solo logra mejorar las condiciones de vida de su familia, sino además ayudar a sus vecinos a salir de la pobreza y prosperar.

Antes de 1995, la vida de los Xo Dang en la aldea de Kon Kolok, cuna de A Hler, enfrentaba muchas dificultades. La vieja costumbre de cultivar arroz una vez al año hacía que con frecuencia pasaran hambre y vivieran en la penuria, sobre todo cuando alguna calamidad natural azotaba su localidad.

Frente a esta situación, A Hler tomó la iniciativa de aprender de quienes lograron el éxito en el desarrollo económico en las provincias vecinas como Dak Lak y Gia Lai. En 1996, comenzó a cultivar arroz con las nuevas técnicas asimiladas y a sembrar árboles industriales. Hoy en día, su familia posee más de dos hectáreas de café, una de caucho, 1.800 metros cuadrados de arroz, además de un ganado y una masa avícola con decenas de cabezas, lo que le brinda un ingreso anual de más de 250 millones de dongs (equivalentes a unos 11 mil dólares), luego de deducir los costos de insumos.

Un étnico sobresaliente en la producción agrícola y el desarrollo económico - ảnh 1 La casa de A Hler construida en 2015 de los recursos familiares logrados en su producción agrícola

¿Cuál es la clave de su éxito? Hler dijo: “Para lograr una alta productividad, es importante estudiar, calcular bien los negocios e impulsar la aplicación de los avances científico-técnicos. Por otro lado, hay que reunir recursos y ayudarse tanto en la vida como en la producción. Anteriormente, mi trabajo era muy duro ya que dependía de la fuerza humana, pero ahora las máquinas nos sirven mucho para ahorrar tiempo y energía”.

Una casa espaciosa construida en 2015 al estilo europeo con todas las comodidades, en medio de un jardín de 3.700 metros cuadrados donde también guarda motos y máquinas de todo tipo al servicio de la producción agrícola, es fruto de la laboriosidad y del afán de prosperar de A Hler, padre de cuatro hijos los cuales son personas exitosas en sus campos de trabajo y estudio.

Las experiencias acumuladas de este hombre en la plantación de árboles industriales y la ganadería sirven de gran utilidad para mucha gente. Hler no duda en compartirlas con otras familias de la aldea Kon Kolok, guiarles y ayudarles con técnicas para que salgan de la miseria y se realicen en la vida. El patriarca de ese poblado, A Bom, reconoció: “Hler siempre presta asistencia a los aldeanos. Dedica mucho tiempo a orientarles cómo desarrollar la economía. No solo difunde en las reuniones locales técnicas de cultivo, sino que además llega hasta los sembradíos para enseñar a sus propietarios cómo aplicarlas. Gracias a su apoyo, muchas familias tienen una vida cómoda”.

A su vez, Dinh Thu, un funcionario de la comuna de Dak Mar, dijo: “Hler no escatima esfuerzos para hacer que sus vecinos entiendan la importancia del estudio, la asimilación y la aplicación de nuevos conocimientos. Les estimula a desplegar medidas científico-técnicas al servicio de la producción y la vida cotidiana. En 2016, fue elegido como Persona Prestigiosa del poblado y una de las cuatro de la comuna condecoradas con este título”.

Siguiendo el ejemplo de A Hler, casi todas las familias de la aldea Kon Koloh se dedican a la plantación de árboles industriales y sus vidas dejan de depender de una sola cosecha de arroz anual. Esta aldea impulsa el nuevo modelo agrario según el sentido de diversificación del cultivo y la ganadería hacia una producción sustentable y el aumento del valor sobre una unidad de tierra. Sus habitantes ya están libres de las garras de la pobreza. Es más, tienen un ingreso estable y una vida mucho mejor. El movimiento de emulación en la producción se extiende hasta las familias jóvenes de la aldea. Todos desean superar las dificultades y realizarse con sus propias fuerzas e inteligencia para contribuir a desarrollar la agricultura, al progreso y a la prosperidad de su localidad.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros