Club “Cometa”, promotor del idioma y cultura vietnamitas en Francia

(VOVworld) – El Club “Cometa” lo fundaron dos mujeres vietnamitas en Francia con el deseo de que sus hijos puedan conocer con más profundidad el país de origen y sus valores culturales. A través de las clases de danza, canto, instrumentos musicales y pintura, a los pequeños se les enseña el idioma vietnamita, contribuyendo así a preservar la lengua materna en la comunidad nacional en ese país europeo.

El Club “Cometa” lo fundaron en 2013 Thuy Phuong y Quynh Mai. Se trata de dos amigas que fueron compañeras en la Secundaria y llegaron juntas a Francia para cursar estudios. Luego, se casaron con hombres nativos y dieron a luz a bebés adorables. Sus hijos son la razón para el surgimiento de la agrupación. Según Thuy Phuong, el nombre del club tiene un significado muy especial: “Esperamos que nuestros niños sean como las cometas, que vuelen alto, pero unidos con la tierra, metafóricamente, con su origen, con un hilo, que en este caso, son el idioma y la cultura de Vietnam.”

Por su parte, Quynh Mai afirmó que su mayor esperanza es que sus hijos puedan hablar bien el vietnamita y conocer a fondo la cultura de origen, por parte materna. “Como hay muchos infantes como mis niños, la idea es reunirlos para hablarles de la belleza de la cultura vietnamita y así estimularles el interés en ella.”

Club “Cometa”, promotor del idioma y cultura vietnamitas en Francia - ảnh 1
Niños franceses de origen vietnamita realizan una actuación artística en un evento en París


Gracias al respaldo de otros padres, la red del club “Cometa” se ha ampliado, de unas pocas familias al principio, a decenas en la actualidad. Hoy participan 21 pequeños de forma regular, el menor tiene 2 años y el mayor, 9.

La calidad de las lecciones es lo más importante en este grupo, a pesar de las dificultades económicas. Aunque su fondo es solo suficiente para pagar una pequeña cantidad para que sus profesores puedan cubrir los costos, los docentes mantienen su empeño para que los infantes puedan hablar perfectamente el vietnamita, además de poder cantar y tocar instrumentos. Uno de ellos, Hoang Yen, que anteriormente trabajó en una academia de baile en Vietnam, comentó: “Hace más de 10 años enseñé a estas madres y ahora a sus hijos. En las clases, hablamos solo en vietnamita para que estos menores no olviden su cultura de origen.”

El señor Thi, cuya hija de 4 años asiste frecuentemente al grupo, manifestó: “Por la mañana, cinco días a la semana, mi niña llega a la escuela donde se expone a la cultura francesa principalmente. Solo por la noche y en los fines de semana habla vietnamita con mi esposa y yo. Por eso, para mí, las actividades como las implementadas en el club “Cometa” son imprescindibles para conectar a los pequeños con su familia y la Patria.”

De hecho, gracias a los encuentros de los fines de semana entre las familias participantes, el club se hace más útil. Aunque actualmente es reducido el número de miembros y es pequeño el nivel de las clases, el grupo sigue creciendo para conservar y promover la lengua y los valores culturales de Vietnam y mostrar el amor hacia la tierra natal de los compatriotas en Francia.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros