Vietnam determinado a aprovechar las ventajas coyunturales de la población activa

(VOVWORLD) - En 2006 Vietnam entró en la época dorada de la población activa con cerca de 54 millones de personas en la edad laboral, principalmente jóvenes, sentando la base para cumplir la causa de industrialización y modernización nacional. Actualmente, en medio de la cuarta revolución industrial, el país indochino se concentra en elaborar las políticas adecuadas para aprovechar las oportunidades que presenta esta tendencia mundial. 

Los últimos estudios revelaron que la época dorada de la población activa de Vietnam favorece su desarrollo durante 20 años más en los sectores socioeconómico y ambiental, entre otros. De esta manera, si aprovecha correctamente esta fuerza laboral, logrará un crecimiento positivo en la mayoría de las esferas. Sin embargo, el país enfrenta dificultades debido a la escasez de recursos humanos calificados pues sólo el 20% de la mano de obra tiene licencias y certificados profesionales. Además de la falta de conocimientos académicos, muchos trabajadores no tienen experiencias en la solución de los problemas, sobre todo en grupo. Estas deficiencias obstaculizan el desarrollo nacional, especialmente en medio de la cuarta revolución industrial que prioriza la producción automática. En este sentido, Dang Van Hung, obrero de la zona industrial de Thang Long en Hanoi dijo lo siguiente: “La aplicación de robots en las empresas afectará la oportunidad de empleo de la población. Me preocupo mucho por esta situación porque con mi actual experiencia y currículum, resultará difícil encontrar un trabajo”.

Vietnam determinado a aprovechar las ventajas coyunturales de la población activa - ảnh 1 La época dorada de la población activa crea tanto oportunidades como retos para el desarrollo de Vietnam (Foto: Tran Viet/VNA)

La cuarta revolución industrial amenaza a los trabajadores poco y mediamente calificados. De esta manera, decenas de miles de vietnamitas en la edad laboral están al borde del desempleo. Si el país no adopta las medidas oportunas para superar estos retos, quedará atrasado en el desarrollo nacional y al mismo tiempo sufrirá la carga del bienestar social para apoyar a los parados. Al respecto, la economista Pham Chi Lan dijo: “No podemos aprovechar más las ventajas del bajo coste laboral, incluso de mercancías baratas. Por eso, un cambio es necesario y frente a tal advertencia urge acelerar nuestra acción”.

Ante los impactos de dicha tendencia, cabe la posibilidad de que las ventajas de la época dorada de la población activa reviertan en perjuicio del crecimiento en el futuro. En este sentido, el rector del Instituto Sindical de la Confederación Nacional de Trabajadores de Vietnam, Vu Quang Tho evaluó que para enaltecer el potencial de la mano de obra joven, hay que comenzar con la renovación de la formación profesional. “Para los trabajadores de la actual coyuntura, lo más importante es acelerar el refuerzo de su capacidad profesional o buscar otros empleos apropiados para mantener la continuidad laboral. Entretanto, el sistema de bienestar debe ser perfeccionado, especialmente en materia de los seguros social y de desempleo para que los parados tengan el acceso a los cursos de formación vocacional a fin de buscar y encontrar nuevos trabajos. Tenemos que cumplir inmediatamente los planes trazados al respecto para ayudar a los trabajadores a adaptarse a los cambios del mercado laboral”.

En la actualidad, en la época dorada de la población activa, si Vietnam logra aprovechar al máximo sus fuerzas físicas e intelectuales, creará una enorme cantidad de recursos para garantizar el bienestar social en el futuro, especialmente cuando el país entre en la etapa del envejecimiento poblacional. De momento, la nación indochina ha tomado pasos eficientes para enaltecer las ventajas coyunturales, promover la orientación vocacional y crear empleos más exigentes que reporten una mejor productividad para la empresa.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros