Casa tradicional de la etnia Ha Nhi

(VOVworld) – Al optar por asentarse en las zonas montañosas del norte de Vietnam, los Ha Nhi deben vivir en un clima riguroso. ¿Qué hacen para adaptarse a condiciones climáticas desfavorables? Pues la respuesta será “nha trinh tuong”, su vivienda hecha de tierra. Como lo hacían sus antepasados en tiempos inmemoriables, los Ha Nhi de hoy siguen viviendo en estas estructuras particulares.

Casa tradicional de la etnia Ha Nhi - ảnh 1
Las rústicas casas de tierra del grupo étnico Ha Nhi están frescas en el verano y tibias en el invierno

Las rústicas casas del grupo étnico Ha Nhi, con paredes de color pardo y techos musgosos, se vislumbran entre las nubes. De lejos, parecen hongos gigantes que crecen en las laderas de la montaña. Estas aldeas se construyen a tono con la naturaleza y lo que está en su alrededor, creando una vista encantadora.

Las casas se apoyan en la montaña y miran a los valles, para garantizar la suerte y prosperidad de la familia según la concepción autóctona. Ly Gio Co, residente de la comuna Y Ty, del distrito de Bat Xat, provincia nórdica de Lao Cai, explicó lo siguiente: “En las zonas montañosas el clima es muy severo. En el invierno hace tremendo frío y mucho calor en el verano. Por tanto, los Ha Nhi construimos “nha trinh tuong”, para climatizar nuestra vivienda. Nos sentimos cómodos en ella tanto en el invierno como en el verano. ¿Cómo hacemos? Es muy simple. Levantamos la casa de tierra sobre un cimiento de piedras. Estos materiales están disponibles en el lugar”.

Casa tradicional de la etnia Ha Nhi - ảnh 2
El paso más primoroso y de obligado conocimiento para los hombres de esta comunidad indígena es levantar las paredes de tierra

Estas moradas tienen una estructura especial, en forma de cuadro con cuatro techos piramidales y sin veranda. Su superficie varía entre 65 y 80 metros cuadrados. Pequeñas o grandes, son estructuras sólidas y armoniosas. Las paredes gruesas de 40 a 50 centímetros están hechas de arcilla y pueden alcanzar hasta 5 metros de altura. La estructura de la vivienda está compuesta por un sistema de pilares y vigas, apoyada por largas paredes de tierra y cubierta por un techo de cañas o paja. Al vivir en estas casas, los Ha Nhi pueden olvidarse del fuerte frío del invierno o el calor sofocante del verano. Ly Seo Cho, también poblador de la comuna de Y Ty, del distrito de Bat Xat, dijo al respecto: “Las casas tradicionales de nuestro poblado son estructuras cuyas paredes están hechas de barro comprimido por lo cual se les llama “nha trinh tuong”. Construirlas cuesta mucho trabajo porque para ello contamos solamente con las manos. Solo se finalizarán después de 4 o 5 meses en los casos de familias con abundante fuerza laboral. Mientras, las familias con poco apoyo de mano de obra deben levantar la mitad de la casa un año y dejar la otra para el siguiente. Esta es la vivienda en la que vivían nuestros ancestros y que mantenemos hasta hoy”.

Casa tradicional de la etnia Ha Nhi - ảnh 3
Las casas hongos devienen una de las mayores atracciones de este pueblo

Las casas nuevas suelen erigirse tras las cosechas. Después de escoger el terreno apropiado, se excavan hoyos para los cimientos. Ponen las piedras unas sobre otras, añaden tierra para que todo quede sólido. Con estos materiales se hace el piso también. El paso más primoroso y de obligado conocimiento para los hombres de esta comunidad indígena es levantar las paredes. Primeramente se llenan los moldes de arcilla y luego se machaca con mortero de madera la masa. Terminada la primera capa de pared, desmontan los moldes para crear una nueva y el trabajo se repite así 5 o 6 veces. Para completar el proceso, presionan las paredes desde dentro y fuera para que estas queden lisas. Por último, trabajan las vigas y los techos. Con el transcurrir del tiempo, las paredes de barro comprimido se pondrán duras como si fueran hechas de hormigón, lo que ayuda a estas viviendas a resistir a cualquier impacto de la lluvia y el sol durante siglos.

Las casas tradicionales de los Ha Nhi tienen de 3 a 4 pequeñas ventanas para permitir la entrada de la luz natural y el aire. En el interior se dividen en espacios destinados a los padres, los visitantes, dormitorios para huéspedes y los hijos solteros. La cocina se ubica en la misma casa y el fogón familiar ocupa un lugar especial. En la cocina no solo se elaboran los alimentos, sino también se reúnen para charlar y recibir a visitantes a la vez.

Hoy día, pese al fácil acceso a diferentes materiales de construcción, en muchas aldeas de la comunidad étnica de Ha Nhi se mantienen las estructuras ancestrales con paredes de tierra. Estas casas originales devienen una de las mayores atracciones de este pueblo ante los ojos de los turistas, especialmente para los aficionados a la fotografía por su figura y forma lineal singular.

comentar

Noticias Relacionadas
Otros