Cuando Vietnam vibró con Fidel

sábado, 26 de noviembre de 2016 - 18:00:00

Por José Llamos Camejo (exclusivo para La Voz de Vietnam)

 

Quizás por la osadía del líder cubano, por lo insólito de su gesto o por el hecho mismo de que fuera él su protagonista, aquel suceso estalló como un “volcán” solidario. El 15 de septiembre de 1973, la noticia de que el Comandante había llegado a Quang Tri -la “tierra de acero”, atravesada por el Paralelo 17-  se expandió  como ondas de sismo.

cuando vietnam vibro con fidel   hinh 0

Fidel recorre posiciones norvietnamitas en el sur de Vietnam (Foto tomada de INTERNET)

Importantes medios de prensa de la época dieron cuenta del inesperado suceso. Por primera vez un mandatario extranjero irrumpía en un territorio recién liberado de Vietnam del Sur, pero aún bajo el colimador de las armas yanquis y de los títeres de Saigón. No por casualidad en la zona, dada su importancia estratégica, los gringos llegaron a desplegar cuatro divisiones, y establecieron sus pretendidas “Cortinas de McNamara”.  

Momento y enclave tan peligrosos le imprimieron tensiones adicionales a la visita, “tuve que insistir para hacer aquel recorrido”, rememoraba el dirigente cubano en uno de sus artículos. El texto también revela el temor de los líderes vietnamitas: “temían que fuese víctima de alguna aventura yanqui si conocían de mi presencia en aquella zona. Pham Van Dong me acompañó todo el tiempo”. 


PELIGRO EN LO ALTO, BARBARIE A LA VISTA                                                                                                                


De Hanói a Quang Tri la comitiva partió en un An-24. El trayecto escogido no estaba exento de incursiones fortuitas de cazas norteamericanos; un encuentro eventual con cualquiera de esos aparatos podía resultar fatal; mas, no había otra ruta posible por aire. El avión despegó de una antigua base francesa: Gia Lam; Fidel no ignoraba el peligro, lo desafiaba.

Puentes destruidos,” sin excepción”, desde Hanói hasta el sur, forman parte del panorama que recuerda el Comandante en su artículo; también describe “las aldeas arrasadas”, y puntualiza que “todos los días las granadas de las bombas de racimo lanzadas con ese fin, estallaban en los campos de arroz donde niños, mujeres e incluso ancianos de avanzada edad, laboraban produciendo alimentos”.                                                                                                                                                 
“Sobrevolamos la provincia de Nghe An, donde nació Ho Chi Minh”, dice, y lamenta que no tuvo el privilegio de conocer “al legendario creador de la República Socialista de Vietnam”.

cuando vietnam vibro con fidel   hinh 1

El encuentro del líder cubano con una  heroína (Foto tomada de INTERNET)          

Aterrizaron en el aeropuerto de Dong Hoi, la “ciudad destruida”, capital de Quang Tri, convertida, contra la voluntad de sus habitantes, en polígono de prueba de las armas más destructivas y tóxicas de la época. Sobre Quang Tri la aviación de los Estados Unidos arrojó un millón de toneladas de explosivos, “no se sabe cómo pudieron resistir tantas bombas”, comenta Fidel.

Tras visitar a combatientes heridos, ver los tanques M-48 arrebatados al enemigo, y  recorrer los “caminos de madera en la que un día fue la Ruta Nacional”, el Comandante en Jefe se reunió con jóvenes vietnamitas que “se llenaron de gloria en la batalla de Quang Tri”. Los describe “serenos, resueltos, curtidos por el sol y la guerra”.   

Ese mismo día, al atardecer, junto a la carretera por donde regresaba la comitiva, yacía tendida una adolescente; una mina había estallado a sus pies mientras ella trabajaba en el campo. Con la aorta lacerada por la metralla, agujereados los intestinos, herida de muerte, Nguyen Thi Huong se arrastró hasta quedar desmayada en un lateral del camino, “estaba en estado de shock con un fragmento de metal en el abdomen”, escribió el Comandante. 

cuando vietnam vibro con fidel   hinh 2

Junto a Pham Van Dong en el histórico recorrido (Foto tomada de INTERNET)    

Fidel detuvo la caravana, uno de los vehículos trasladó a la infortunada hasta el Hospital de Vinh Linh, “los médicos cubanos acompañantes de la delegación les dieron atención directa durante horas y…”   Dichosa Huong, que  sobrevivió a la tragedia, “si Fidel Castro no me ayuda, ya no estaría en este mundo”, le confesó a un periodista. 

 

¿DE DÓNDE VIENE EL AMOR?                                                                                           

Desde el dos de enero de1966, nuestro líder había proclamado que “a Vietnam estamos dispuestos a darle no ya nuestra azúcar, sino nuestra sangre, ¡que vale mucho más…!”. Posteriormente, en abril de 1967, el Che Guevara advirtió que ”Vietnam representa las aspiraciones, las esperanzas de victoria de todo un mundo”, y reclamó el apoyo resuelto para la causa anamita. “No se trata de desear éxitos al agredido, sino de correr su misma suerte; acompañarlo a la victoria o la muerte”, puntualizó el Guerrillero Heroico.

Seis años después, la visita del líder cubano a Quang Tri cuando todavía retumbaban las armas, abrió un ciclo inédito de hermandad entre los pueblos de Martí y Ho Chi Minh. A partir de entonces los barcos de la isla antillana, desafiando los bombardeos estadounidenses, llegaron al puerto de Haiphong cargados de azúcar, mientras los constructores de la isla empezaron a edificar varias obras estratégicas de interés social y económico.

cuando vietnam vibro con fidel   hinh 3

Haciendo flamear la bandera de los patriotas (Foto tomada de INTERNET)

La simpatía por la patria de Ho Chi Minh parece incrustada en el ADN sentimental del cubano;  quizás ese afecto entrañable nació en 1889, cuando José Martí a través de un hermosísimo texto, empezó a revelarnos al Vietnam laborioso, noble e inteligente; al pueblo de tantas proezas extraordinarias, al mismo que después derrotó a tres imperios: Japón, Francia y los Estados Unidos.

Un paseo por la tierra de los anamitas, obra que nos dio la primera noción de Vietnam, tiene que ver en la familiaridad de nuestros vínculos mutuos con el país indochino, es casi seguro; pero fue Fidel con su presencia en Quang Tri, quien estampó un sello de perpetuidad en la alianza.

Vietnam y Cuba emprenden nuevos proyectos de colaboración recíproca en áreas disímiles; se afianza la relación ejemplar eternizada en un paralelo que surca el territorio anamita. Ahí están, para atestiguarlo, el hermoso Hotel Victoria, en Hanói, un moderno hospital en Quang Tri, la ruta de Ho Chi Minh restaurada, y miles de vietnamitas graduados en universidades cubanas. Cristaliza el magma de un volcán solidario, aquel de septiembre de1973, cuando Vietnam vibró con Fidel, y el mundo se estremeció por Vietnam. 

 

comentar

Clasificar

JUAN D. - 18/09/2016 18:44

Fidel Castro es un político, que por su sabiduría y perspicacia suscita la admiración de todos. En Vietnam tan sensibles a la lucha contra el imperialismo, Fidel pronto encontró los mejores amigos y el mayor apoyo a sus teorías militares, que hicieron triunfar la Revolución Cubana, y que junto al legendario, general Giap, constituyen los mejores estrategas militares, surgidos del pueblo y al servicio de sus pueblos. Fidel Castro es un honor para todo latino bien nacido. La mayor satisfacción de cualquier latino consciente y responsable es ver juntas las fotografías de Fidel Castro y Ho Chi Minh.

Cita de Correspondencia del 25 de marzo de 2017

Cita de Correspondencia del 25 de marzo de 2017

(VOVworld) - Estimados amigos! Tenemos mucho gusto en reunirnos con ustedes en esta nueva edición de “Cita de Correspondencia”, espacio en el que comentamos las cartas recibidas en la última...

Más

Bienvenido a Vietnam, país de las maravillas

Bienvenido a Vietnam, país de las maravillas

Les invitamos a que visiten Vietnam, país de las maravillas