Vietnam promueve la protección de derechos de los grupos poblacionales desfavorecidos

(VOVWORLD) - Vietnam se compromete a proteger y promover los derechos humanos, dando prioridad a los grupos desfavorecidos de la sociedad, y mantener los continuos esfuerzos para recuperar el crecimiento económico en el tiempo poscoronavirus, hacia la implementación exitosa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Esta es una afirmación fáctica de la delegación vietnamita en la 44 reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebrada en Ginebra (Suiza). 

En los debates del Consejo de Derechos Humanos sobre el impacto de la pandemia de covid-19 y el cambio climático en algunos grupos vulnerables de la sociedad, la delegación de Vietnam afirmó que este país ha elaborado muchas políticas y logrado resultados prácticos en la protección y promoción de los derechos humanos, priorizando especialmente a los más desfavorecidos de la comunidad, conforme con los compromisos de Hanói en las convenciones internacionales relacionadas.

Garantizar los derechos humanos en el contexto del nuevo coronavirus

Vietnam promueve la protección de derechos de los grupos poblacionales desfavorecidos - ảnh 1 La embajadora Le Thi Tuyet Mai, jefa de la delegación vietnamita en Ginebra, Suiza (Foto: Misión de Vietnam en Ginebra) 

La pandemia de covid-19 ha ejercido una influencia negativa en todo el mundo en perjuicio de los trabajadores y los grupos más vulnerables. Vietnam, un país firmante de 7 de los 9 tratados fundamentales de los derechos humanos de la ONU, ha realizado grandes esfuerzos para garantizar el equilibrio entre la implementación de medidas de emergencia frente a este mal y el cumplimiento de sus compromisos y obligaciones legales de conformidad con el derecho internacional, al igual que la Constitución y las leyes nacionales.

Se pueden mencionar algunos resultados específicos en este sentido. Vietnam ha movilizado la participación de todo el sistema político y la ciudadanía para ejercer el derecho a la protección y la atención médica de las personas en situaciones de emergencia, tales como el control y la cuarentena obligatoria de quienes entran en el territorio nacional, el cierre de escuelas, las restricciones de viaje, el distanciamiento social, la gestión de los focos de covid-19 y el manejo de infecciones cruzadas en establecimientos de salud, así como de la posibilidad de contagio en grupos de alto riesgo y los casos de aislamiento. El Gobierno también garantiza enérgicamente el acceso de la población a instalaciones, servicios sanitarios y suministros médicos cuando se produzca una emergencia, así como a exámenes y tratamientos gratuitos de covid-19 para todos los pacientes. Sobre todo, los vietnamitas tienen acceso a información oficial y actualizada del Gobierno y el Ministerio de Salud Pública en materia de la epidemia causada por el nuevo coronavirus tanto en el país como en el resto del mundo, junto con las medidas preventivas a través de los medios de comunicación, las redes sociales y los mensajes de telefonía móvil.

 Vietnam también ha desplegado canales de información para recibir opiniones y recomendaciones de expertos, funcionarios y ciudadanos a fin de perfeccionar las propuestas e iniciativas frente al covid-19. Asimismo, el Gobierno puso en funcionamiento de modo urgente un portal nacional para integrar los servicios públicos de nivel 3 y 4 en aras de ayudar a los compatriotas a garantizar las actividades cotidianas en la situación de distanciamiento social frente a la epidemia. La transparencia informativa y el fortalecimiento de los servicios públicos en línea son la evidencia más clara y realista sobre la protección de los derechos del pueblo vietnamita durante el tiempo de covid-19.

Nadie se queda atrás

Además de las medidas sanitarias para prevenir y controlar la epidemia, Vietnam ha adoptado e implementado programas y políticas de apoyo para reducir el impacto negativo de este mal, especialmente en los grupos más vulnerables. En este sentido, algunos se encuentran en mayor riesgo de infección y muerte, especialmente los ancianos y las personas con enfermedades cardiovasculares crónicas, presión arterial, asma y diabetes. Todos ellos son respaldados en la prevención y el control del covid-19.

Las medidas de distanciamiento social, cuarentena y bloqueo para prevenir la epidemia también se llevaron a cabo con cautela, especialmente para los niños, los trabajadores desempleados, las mujeres embarazadas, las personas con discapacidad y las comunidades étnicas en zonas remotas.

Paralelamente a la respuesta sanitaria, el Gobierno desplegó un paquete de apoyo a la seguridad social sin precedentes con un presupuesto total de más de 62 billones de dongs (unos 2 mil 700 millones de dólares). Alrededor de 20 millones de ciudadanos que pertenecen a 7 grupos poblacionales, especialmente los más vulnerables con cientos de miles de personas, como los ancianos, los enfermos, las personas con ingresos reducidos e inestables y los carentes de recursos económicos, se benefician de dicha política de asistencia.

La pandemia de covid-19 no solo es una prueba del sistema sanitario de cada país, sino que, en términos más completos, también de la ideología, los valores y las instituciones de cada uno. Vietnam tiene una política y una acción integral para responder a los asuntos tanto de salud como de política, economía y sociedad, lo que incluye garantizar y equilibrar las medidas de prevención epidémica con respeto a los derechos humanos y la dignidad de cada individuo y comunidad, además de prestar especial atención, cuidar y proteger los derechos de los grupos desfavorecidos en la sociedad. Estas son evidencias claras de los esfuerzos de Vietnam por respetar, proteger y hacer cumplir los derechos humanos.

Noticias Relacionadas

comentar

Otros